La nieve y el hielo cierran tres carreteras y obliga a usar cadenas en una veintena de tramos en Castilla y León

En la provincia de Salamanca está en nivel negro por hielo la DSA-180 en el puerto de La Covatilla

La nieve y el hielo cierran tres carreteras y obliga a usar cadenas o neumáticos de invierno en una venintena de tramos en las provincias de Ávila, Burgos, León, Palencia y Salamanca, según refleja la web de la Dirección General de Tráfico (DGT) consultada por Europa Press a las 10.00 horas.

León es la provincia más afectada con una vía cerrada y once en nivel rojo. Así, el tránsito está cerrado a vehículos en el Puerto de Vegarada (LE-321) y se necesitan cadenas o neumáticos de invierno en La Baña (LE-126); Puerto de Monteviejo (LE-233); Boca de Huérgano (LE-215); Puerto de Tarna (CL-635); San Glorio(N-621); Puebla de Lillo (LE-333); Puerto de San Isidro (LE-331); Puerto de Pontón (N-625); Foncebadón (LE-142); Senra (LE-493) y Pajares (N-630).

Ávila tiene cuatro tramos de carreteras en nivel rojo. Se trata de Barco de Ávila (AV-100); el Puerto de Navalmoral (AV-900); Serranillos (AV-913) y Puerto de la Peña Negra (AV-932).


En Burgos se encuentra cerrado el puerto de Portillo de Lunada (BU-572) y en nivel rojo el Puerto del Manquillo (BU-820); Portillo de La Sía (BU-571) y Estacas de Trueba (BU-570).

En Palencia, es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno en los puertos de Piedrasluengas (CL-627) y Las Portillas (P-215). Por último, en Salamanca está en nivel negro por hielo la DSA-180 en el puerto de La Covatilla.

Además, están en nivel amarillo -se prohibe la circulación a camiones y articulados- dos tramos de la N-11o en Barco de Ávila y Villatoro en Ávila; los tramos de la CL-626 en Boñar y Caboalles de Abajo y la DSA-191 en Candelario.