Advertisement
Miércoles, 27 de enero de 2021

Los problemas de los entrenadores para seguir formando a los niños en pleno COVID-19

Los clubes y técnicos de toda la provincia de Salamanca han tenido que reinventarse para poder seguir ayudando a los jóvenes

Un partido de categorías inferiores entre el Helmántico y el Pizarrales

El coronavirus ha dejado numerosos problemas en el fútbol base durante todo el 2020. Los clubes y técnicos de toda la provincia de Salamanca han tenido que reinventarse para poder seguir ayudando a los jóvenes en medio de la pandemia que azotó a todo el mundo el pasado mes de marzo.

Por su parte, Víctor Sánchez, entrenador del benjamín del Hergar Camelot, relata a SALAMANCA AL DÍA cómo ha sido el año con lo ocurrido: “Nos pilló todo de sopetón y los meses de cuarentena les mandábamos ejercicios para que hicieran en su casa con los padres; también realizamos alguna videollamada. No hemos tenido casi contacto este tiempo y pudimos realizar un Campus hace poco porque nos lo permitió el Ayuntamiento, todo con mucha precaución y medidas”. 

De este modo, lo que el técnico pretende es que los chicos vayan “cogiendo contacto con el balón”. Por otro lado, Víctor se muestra optimismta de cara al 2021, ya que “tenemos luz verde para poder empezar a entrenar en enero, aunque aún no sabemos si podremos competir”, aclara a este medio de comunicación. 


Por otro lado, su homólogo en el alevín del Pizarrales, Aitor López, dice que el 2020 “ha sido un duro golpe”, ya que “la inmensa mayoría de la gente que estamos en la base es porque nos gusta pasar tiempo con los chavales, el fútbol y cómo es en esas categorías”. Además, el preparador comenta que “se echa mucho en falta, pero hablando con otros compañeros no sabíamos a que precio se podría volver al haber 20 chicos en un vestuario; el peligro es bastante mayor, por lo que puedes contagiarte. Ha habido mucha decisión desigual, ya no solo entre las Comunidades, sino a nivel provincial también, porque en los pueblos se ha podido entrenar y aquí no, algo que me ha parecido injusto… Al final, el deporte es salud”, finaliza.