Ciudad Rodrigo al día

 

El último partido del 2020 en Ciudad Rodrigo acaba con fiesta visitante tras un entretenido toma y daca

El III Juvenil se tomará las uvas en 2ª posición de la tabla, a un mundo ya del líder, el FS Salamanca

Si las dos Navidades pasadas el Pabellón de la Avenida Conde de Foxá de Ciudad Rodrigo vivió el último sábado del año un maratón de fútbol sala de la mano del Torneo de ARCIU, con un ambiente festivo para todos los involucrados, en esta última jornada sabatina del 2020 los únicos que acabaron de fiesta en el histórico recinto mirobrigense fueron los integrantes del Juvenil del Valladolid Tierno Galván, que lograron cobrarse la revancha del momento más épico allí vivido este año.

Porque, aunque parezca que hayan pasado varios años, fue en febrero cuando el III Juvenil obró una épica remontada en 5 minutos frente al Valladolid Tierno Galván que dejó a éste equipo sin la imbatibilidad que todavía tenía por aquel entonces. De aquella memorable tarde se recuerda asimismo lo volcada que estuvo la afición local, algo que contrasta obviamente con lo vivido en este último partido oficial en Ciudad Rodrigo de cualquier deporte en este convulso 2020, con las gradas vacías por culpa del coronavirus.

Precisamente, este encuentro se ha jugado en plena Navidad por culpa de la pandemia, ya que la liga retrasó su inicio aplazando las dos primeras jornadas. Una vez recuperadas (el Día de la Inmaculada y este último sábado del año), los mirobrigenses han cerrado la 1ª vuelta liguera (habiendo ya disputado un encuentro de la 2ª, que saldaron con empate), con 5 victorias, 1 empate y 2 derrotas, con una hoja de servicios muy diferente en cada uno de los dos meses de competición jugados: en noviembre firmaron victorias en sus 4 partidos (incluido ante el líder, el FS Salamanca), mientras que diciembre ha sido mucho más irregular (1V|2E|2D), cosechando para acabarlo su primera derrota del curso en casa.

En cualquier caso, los mirobrigenses se tomarán las uvas en 2ª posición de la tabla, aunque a un mundo del líder, ya que el FS Salamanca les saca 7 puntos cuando restan 21 por jugarse. Casualidades del calendario, el III Juvenil estrenará el 2021 frente al mismo rival ante el cual finalizan el 2020, el Valladolid Tierno Galván, en este caso en tierras pucelanas, el fin de semana del 9 y 10 de enero.

ASÍ FUE EL PARTIDO

Los dos últimos conjuntos que habían caído como visitantes ante el otrora desahuciado Atlético Benavente ofrecieron un entretenido encuentro que comenzó con una gran novedad: el III Columnas tardó casi 13 minutos en marcar, cuando en 3 de los 4 partidos anteriores en casa lo había hecho en el primer minuto de juego  (y la semana anterior por partida doble), mientras que en el cuarto de esos duelos sólo había tenido que esperar hasta el 3’.

En este caso, fue el Valladolid Tierno Galván quién abrió el marcador, cuando no se habían completado 2 minutos, en un tiro tras un córner cuanto menos dudoso. Ese gol hizo justicia a la puesta en escena de los visitantes, muy activos en ataque en los 5 minutos iniciales, salvando Pablo Ramos hasta tres acciones en carrera en las que un jugador se quedó sólo frente a él y un tiro parecido al que costó el gol.

En esos minutos, el III Columnas lo probó tímidamente, desde lejos (de la mano de Diego Rubio y Pablo Ramos), y sin ir siquiera el balón entre los tres palos. El gol estuvo por 1ª vez cerca en el 8’, con una acción de Sergio que repelió el portero, estando a punto Álvaro de empujarla para dentro. Poco a poco los locales se fueron animando, con opciones de Iker, Javi Ortega, Pablo Ramos o Jorge Crespo, mientras que el Valladolid Tierno Galván redujo su peligro.

El 1-1 llegó en el 13’, en una buena combinación mirobrigense, en cuya parte final Pablo Ramos hizo un centro-chut que acabó mandando para dentro Iker en la línea de gol. En el siguiente tramo (y casi hasta el descanso), el que llevó el peso ofensivo fue el III Columnas, con opciones de más peligro, de Pablo Ramos, Diego Rubio, Sergio (el portero le sacó un gran tiro raso), y Samuel (que envió fuera el balón en una posición franca a pase de Sergio), además de intentonas de cabeza de Sergio, Diego Rubio e Iker.

Únicamente en el último minuto del primer tiempo volvió a intimidar el Valladolid Tierno Galván, con dos disparos fuertes: el primero en carrera fue repelido por Pablo Ramos, y el segundo tras un córner se marchó alto. La cita del III Columnas con el gol en el primer minuto se dio en la 2ª parte: Sergio presionó arriba, forzó el robó, dio un pase para la entrada de Álvaro, quién firmó un buen disparo para poner a los suyos por delante a los 46 segundos de este período. 

A los visitantes no les afectó, generando enseguida un nuevo 1vs1 que sacó Pablo Ramos otra vez y varios saques de esquina seguidos que fue desbaratando el III Columnas. Sin embargo, el Valladolid Tierno Galván acabó por lograr el 2-2 de la forma más inesperada: un jugador se fue yendo desde el medio del campo hacia la portería, y aunque le trastabillaron por todos lados, logró llegar, dándole a un compañero un pase de gol que no desaprovechó.

Ahí se entró en una fase donde se mantuvo la igualdad, con bastantes idas y venidas, aunque menos peligro real, siendo las más interesantes una chilena de Iker que acabó por irse por poco, y una intentona rasa de Sergio que sacó el portero. Cuando parecía que más cómodo estaba el III Columnas, recibieron en el 27’ el mazazo del 2-3 en una acción a la contra resuelta con un pase de la muerte.

Los mirobrigenses devolvieron la igualad al marcador en el 30’ gracias al esfuerzo de Álvaro, que peleó por el balón, superó al portero, y sacó un tiro forzado casi sin ángulo que tocó en el palo e impactó en un jugador visitante para colarse dentro. En los minutos siguientes, prosiguió la igualdad, teniendo eso sí Pablo Ramos que salvar dos buenos remates en carrera, antes de que el Valladolid Tierno Galván diese otro golpe en el 35’, en una nueva acción rápida desde atrás que resolvieron con un gran disparo desde 3/4 de campo por alto.

A partir de ahí, el peligro llevó la firma del III Columnas en busca del empate. En un primer tramo, se toparon por el portero, que sacó con la cabeza un remate frente a él de Diego Rubio, con la mano un disparo raso de Sergio, y por alto un disparo más lejano de Pablo Ramos. A 2’43” para el final, los mirobrigenses pidieron el único tiempo muerto que hubo en el partido para rearmar ideas y generar más peligro con el portero-jugador (subió Pablo Ramos, al igual que ya había hecho en varios momentos previamente).

Sin embargo, en esos compases finales el gol estuvo un poco más lejos, aunque Álvaro volvió a encontrarse con el palo en otro tiro sin ángulo, Diego Rubio se topó con un defensa por el camino en una buena intentona, y Pablo Ramos se las vio con el portero en una intentona rasa, mientras que en otra acción en el área rival no pudo atinar entre los tres palos. Por lo tanto, el III Columnas acabó despidiendo el año con una derrota por la mínima.