Alba de Tormes al día

El órgano de la iglesia de la Anunciación recupera su esplendor tras 130 años de servicio musical

El trabajo ha sido realizado por Acitores Organería y Arte, S. L., un equipo de profesionales dirigidos por el maestro organero Federico Acitores, dedicado a la fabricación y restauración de órganos de tubos

En el año 2018, siendo inminente el inicio del Año Jubilar, D. Federico Acitores, prestigioso organero acudía a Alba de Tormes reclamado por el Prior Miguel Ángel González con el fin de poner al día el órgano de las Madre Carmelitas Descalzas para tal acontecimiento; en ese momento se realizan labores de afinado y revisión de este instrumento y del órgano de la iglesia de los Padres Carmelitas Descalzos, detectando, en el primero, la necesidad de una intervención profunda en el mismo.

Con motivo de los 450 años de la fundación teresiana de la Villa Ducal, que se cumplirán el próximo 25 de enero de 2021, el mismo maestro organero es llamado de nuevo a Alba de Tormes para realizar la tarea de limpieza y restauración del órgano de la iglesia del sepulcro de Santa Teresa, trabajos que acaban de realizarse recientemente, además de revisar el de la iglesia de San Juan de la Cruz.

Órgano francés, de estilo sinfónico

En el Convento de las Madres Carmelitas Descalzas de Alba de Tormes, en Salamanca, que guarda los restos de la querida Madre Teresa de Jesús, Santa y Doctora de la Iglesia, hay un órgano de tubos instalado en la tribuna del coro de la iglesia. Se trata de un órgano francés, de estilo sinfónico, construido en 1889 por Stoltz, Frères en París.

Es un instrumento de calidad, de muy buena hechura, con caja y fachada de 8 pies, que consta de dos teclados manuales y un teclado pedalero, con 14 registros, expresión y 6 pedales de combinación. Todo ello dispuesto en una consola de pupitre, exenta, colocada delante del cuerpo principal del órgano.

El estado de conservación es aparentemente bueno, con los achaques normales después de 130 años de servicio. Apenas ha sufrido intervenciones y manipulaciones, más allá de las necesarias para su afinación y la instalación de un electroventilador para el suministro del viento. Las dos últimas actuaciones de mantenimiento se han confiado a Acitores. Hace tres años hizo un reglaje de mecánicas y una afinación de la tubería labial, observando entonces dos problemas importantes: la insuficiencia del sistema del viento, con unos fuelles que no llegaban a levantar, y una excesiva suciedad que tenía inutilizados los registros de lengüetería.

Al confiar una nueva afinación con motivo del 450 aniversario de la fundación del Convento, se informa de que el mantenimiento de este órgano es inútil mientras el sistema de viento se ahoga, y que la lengüetería es imposible de afinar porque la excesiva suciedad la tiene literalmente enmudecida. Propuso Acitores la realización previa de una limpieza general de la tubería y una revisión del sistema de viento, actuación que fue aceptada por el Prior.

INTERVENCIÓN XPLICADA POR EL MAESTRO ORGANERO DON FEDERICO ACITORES

Reparación del sistema de viento

En principio pensamos que el motor instalado hacia 1983 podría ser pequeño, e insuficiente para el abastecimiento del viento necesario. Pero observando la fuellería vimos que uno de los pliegues del fuelle depósito que alimenta el Recitativo estaba completamente rajado, debido al agrietamiento de la piel. Procedimos a cambiar puntualmente la piel de ese pliegue para que el sistema recuperase su estanqueidad. Se debería hacer lo mismo con todas las pieles de fuelles y secretos, ajadas y resecas por el paso del tiempo.

Tras reparar ese pliegue, perseguimos otras fugas de aire, algunas en los propios fuelles, observando que la mayoría eran causadas por el mal estado de los retenes (tetillas) de los tiros de las válvulas del secreto (ventillas). Más que la pérdida de viento, era notable el silbido de éste al escapar por agujeros de reducido diámetro. Abrimos los secretos y procedimos a la substitución de las tetillas que estaban rotas o picadas, llegándose a cambiar prácticamente la mitad de ellas. Se aprovechó la ocasión para igualar la fuerza de los muelles de las válvulas.

Apeo y limpieza de la tubería:

La acumulación de polvo durante más de un siglo obstruía el paso libre del viento por las embocaduras de los tubos labiales haciendo inestable su afinación, y enmudecía las trompetas.

Toda la tubería, tanto de metal, como de madera, ha sido apeada y limpiada por medios mecánicos: aspirador, brochas, escobillas limpiabotellas y trapos.

Se han aspirado los secretos y panderetes, y se ha hecho un reajuste del apriete de tapas sin que el movimiento de los registros endureciera.

Acabada la limpieza, se ha remontado toda la tubería a su lugar y se ha procedido a la afinación general, estableciéndose el diapasón a 434 ciclos por segundo para el La3, a una temperatura ambiente de 14 grados.

Aún falta revisar la lengüetería para que, además de afinada, responda con prontitud, porque se han observado pérdidas de viento y “traspasos” originados por la doble corredera de estos registros para que puedan ser anulados mediante sus correspondientes pedales de combinación.

Reparación de la tubería:

Se ha aprovechado tener la tubería en las manos para remoldear puntualmente tubos abollados, enderezar las orejas y pies, y reconstruir un tubo de la trompeta que faltaba. Probablemente retirado en 1983 para su reparación, y que nunca fue devuelto.

Remoldeo puntual de algunos tubos abollados.

Prestigioso organero

El trabajo ha sido encomendado Acitores Organería y Arte, S. L., un equipo de profesionales, dirigidos por el maestro organero Federico Acitores, dedicado a la fabricación y restauración de órganos de tubos. Esta empresa, con una experiencia de más de 35 años, tiene su sede en Torquemada (Palencia), con unas instalaciones de 1500 m2 construidos especialmente para el oficio de la organería, desde donde ha realizado una extensa labor en España y en otros países como Portugal, Alemania y Filipinas.

El órgano de la iglesia del sepulcro de Santa Teresa de Jesús, intervenido por D. Federico Acitores ha sido tratado con suma profesionalidad, seriedad y experiencia. La organería es la actividad principal y esencial de este maestro organero, abarcamos cualquier tipo de órgano, de tipo barroco, romántico o contemporáneo, con transmisión mecánica, neumática o eléctrica. Acitores ha puesto a disposición del Carmelo en Alba de Tormes la experiencia de su equipo.

EL ÓRGANO DE LA PARISINA CASA STOLTZ FRÈRES EN ALBA DE TORMES

Jean-Baptiste Stoltz nace en Bouzonville (Moselle) en 1813, en una familia modesta no relacionada con la construcción organera.

Estudia con el organero John Abbey, convirtiéndose más tarde en el jefe de la casa Dau- blaine et Callinet donde permanece durante diez años. En 1838 se casa con Marguerite Braux con la que tiene cuatro hijos: Albertine Mélanie, Jules Albert, Louis Eugène y Charles Edouard. En 1845 se instala en Paris creando su propia empresa en la avenida de Saxe, número 33.

Jean-Baptiste se ve obligado a competir con organeros de la talla de A. Cavaillé-Coll, llegando a construir en sus primeros años instrumentos más baratos pero de inferior calidad. Para ello emplea dos clases de tubos, unos construidos con aleaciones de 1/2 de plomo y 1/2 de esta- ño y otros a base de 1/5 de plomo y 4/5 de estaño, según el precio del instrumento.

En 1855, después de haber instalado cerca de cincuenta órganos, empieza a ser conocido y a gozar de prestigio en Francia. Presenta a la Exposición Universal de este año un instrumento de tres teclados y otros dos más pequeños. El Gran Organo es recompensado con una medalla de plata, siendo adquirido por le emperatriz Eugenia quien lo regala a la catedral de Agen.

Jean-Baptiste continúa construyendo órganos junto con sus hijos en un estilo romántico muy similar en cuanto a disposiciones de los juegos a las de A. Cavaillé-Coll. Muere en 1874. A su muerte, sus hijos Eugène y Edouard crean la sociedad denominada Stoltz Frères, construyendo unos cien órganos en Francia y una cifra mucho más reducida en varios paises como España3, Inglaterra, Cuba, Perú, Grecia, Filipinas, Siria, etc.

La casa Stoltz Frères construye sus instrumentos en un estilo muy similar a los de Cavai- llé-Coll de la última época, en lo que se refiere a disposición de juegos, armonización y empleo de la máquina neumática, aunque gusta más de la incorporación de registros como la Flauta armónica en cada teclado y presenta en conjunto un sonido más dulce y empastado que éste.

En 1989 es construido el órgano romántico de Alba de Tormes,  correspondiendo con un periodo de madurez de la firma. Se trata de un ejemplo de excepcional calidad sonora y de un excelente acabado en materiales y mecánica. La desaparición o transformación de la mayor parte de los órganos Stoltz en Francia, su país de origen, hace que este instrumento que se han mantenido en estado original, adquiera un valor testimonial de excepcional importancia.

Cómo no recordar con agradecimiento, en el pasado reciente a Pilar Martín Nieto, organista albense, y en el presente a Loli García Acebedo y a José García Cervino que siguen dando vida al valioso órgano de la Iglesia de las Madres Carmelitas Descalzas de Alba de Tormes. Esta restauración ha sido promovida por los Padres Carmelitas Descalzos y por las Madres Carmelitas Descalzas a modo de ofrenda a Santa Teresa de Jesús por los 450 años de su fundación de Alba de Tormes.