González Laya recuerda que Reino Unido se queda de "socio y vecino" y seguirán las conversaciones por Gibraltar

"Ahora tenemos un acuerdo y antes había miedo a fronteras, pago de aranceles y para muestra, el botón de miles de camioneros parados en Reino Unido", ha apuntado
González Laya, en un acto / EP

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha recordado este jueves, tras conocerse el acuerdo para el post Brexit, que Reino Unido "se va de nuestra familia, se vuelve a su isla, pero se queda el socio y vecino", lo que permitirá poder seguir en las mejores condiciones para España. Ha advertido que tras la ausencia de acuerdo sobre Gibraltar nuestro país seguirá negociando para evitar que el 1 de enero exista una nueva frontera con todo lo que ello significa.

En una entrevista concedida a la Cadena Ser y recogida por Europa Press, la titular de exteriores se ha felicitado, en todo caso, por un acuerdo que permitirá mirar al 2021 "con la tranquilidad de saber que una parte de nuestra economía tendrá reglas de juego claras". "Seguramente será más satisfactorio para la UE que para el Reino Unido, pero es mejor un acuerdo y un entendimiento", ha apuntado.

Al igual que ha manifestado en un mensaje en la red social Twitter, González Laya ha recordado que ahora toca a los estados miembros de la UE examinar los detalles del acuerdo. "Ahora tenemos un acuerdo y antes había miedo a fronteras, pago de aranceles y para muestra, el botón de miles de camioneros parados en Reino Unido", ha apuntado.

Preguntada si lo ocurrido con los transportistas ha podido ser el empujón final al acuerdo, González Laya ha respondido que desde luego el caos en las fronteras de los últimos días ha sido la muestra de lo que ocurriría si no se hubiera alcanzado un acuerdo entre la UE y el Reino Unido, "que sería el caos". "España gana con ese acuerdo", ha insistido, tras dar las gracias al jefe de las negociaciones Michel Barnier, y a todo su equipo.


En cuanto a Gibraltar, ha advertido que España seguirá negociando porque si el próximo 1 de enero no existe un acuerdo sobre este punto "a nuestro pesar habrá una frontera con todo lo que eso supone", después de "tantas décadas de vivir el uno junto al otro". Pero para alcanzar dicho acuerdo, ha puntualizado, "se necesita del concurso de nuestros amigos británicos, porque no puede haber acuerdo si ambas partes no llegan a un entendimiento".

En todo caso, ha señalado que lo que nunca ha querido hacer ni España ni la UE es castigar al Reino Unido y a sus ciudadanos, "sino establecer reglas de juego frente a la nueva realidad". En este punto ha recordado que en la mente del Gobierno están los ciudadanos, estudiantes, familias, científicos, empresarios y trabajadores en Reino Unido, que disponen ya de un acuerdo, "de unas reglas de juego ordenadas frente al caos y al desorden".

A su juicio, lo que está claro es que no se ha impuesto la versión del unilateralismo sino la de la "gestión de la interdependencia", que es lo que une al Reino unido con la Unión Europea, a Europa con EE.UU "y nos une a todos los países del planeta en estos momentos de pandemia", ha concluido.