El Comedor de los Pobres vuelve a vestirse de gala por Nochebuena

El solidario servicio ha triplicado las peticiones de ayuda recibidas durante la pandemia

Un año más el Comedor de los Pobres de Salamanca será uno de los lugares donde se vivirá de manera especial el espíritu navideño en la jornada de hoy con la celebración de la cena de Nochebuena. Una cita que este año ha tenido que reinventarse debido a la pandemia, y las estrictas restricciones de obligado cumplimiento.

La pandemia ha provocado que este servicio solidario sea más necesario que nunca. Se ha triplicado el número de usuarios a los que atiende cada día. Es el reflejo de la crisis social y los demoledores efectos que está teniendo la pandemia del Covid-19 sobre las familias salmantinas. Desde el Comedor de los Pobres hacen este año un especial un llamamiento a la solidaridad ante “una situación complicadísima”, en palabras de Queti Luciano, impulsora de esta entidad que lleva desarrollando su labor social desde hace casi tres décadas. 


Por otro lado, hace pocos días ha llegado a su final el rastrillo solidario, que este año ha tenido que celebrarse de manera virtual. El público ha accedido a los diferentes artículos en la web del comedor hasta el pasado 22 de diciembre.