Advertisement
Jueves, 21 de enero de 2021

La USAL trabaja para recuperar “bastante actividad” académica presencial desde mayo

La presencia es “importante” para la Universidad pero también “para la reactivación económica” de la ciudad, ha explicado el rector, Ricardo Rivero
El rector de la USAL, Ricardo Rivero, en una imagen de archivo

La Universidad de Salamanca (USAL) está "trabajando con la hipótesis" de que la vacuna y la evolución de la pandemia permitan trabajar con "bastante actividad académica presencial" desde junio e, incluso, mayo.

El rector de la institución, Ricardo Rivero, en un encuentro con los medios de comunicación, ha mostrado su interés, tras conocer previsiones a algunas de las "voces más autoridades del panorama internacional", por anticiparse y prever esa posibilidad del regreso a las aulas con mayor presencialidad en cursos como los de Especialización en Derecho, que se celebrarán en junio y en el que espera la asistencia de al menos unos 200 alumnos.

También, frente a "actitudes conservadoras", ha abogado por anticiparse a posibles escenarios y trabajar para "la reactivación de la venida del mayor número de estudiantes de español" en los Cursos Internacionales de la USAL en verano.

Rivero ha afirmado que es importante contar con la posibilidad de ese escenario y no empezar de cero más adelante, cuando sea más complicado poner en marcha los mecanismos con menos margen para su activación. La presencia es "importante" para la Universidad pero también "para la reactivación económica" de la ciudad, ha explicado el rector, quien ha insistido en trabajar desde enero en estos y otros puntos que ayuden a hacer frente a la crisis.

"Trabajaremos mucho", ha apuntado en una intervención donde también ha hecho hincapié en "mantener la guardia" y "estar alerta" para evitar un aumento en la incidencia y posibles pasos atrás.


Así lo ha reseñado en un balance del año y un adelanto de las líneas de trabajo para 2021, una cita en la Sala Unamuno del Edificio Histórico de la Universidad de Salamanca donde ha estado acompañado por parte de su equipo de gobierno.

Balance del año 2020

Su balance ha comenzado con palabras de agradecimiento para la comunidad universitaria, que ha permitido mantener el modelo de actividad académica presencial. "Ha estado a la altura de las circunstancias", ha asegurado.

No obstante, ha abogado por continuar con la línea de trabajo "sin descanso" para evitar cambios en la incidencia y continuar con la actividad docente, además de con la investigadora, que se ha mantenido con "productividad notable", y con el apoyo a la sociedad con la USAL como promotora de "un entorno que sea de oportunidades".

En cuanto a las medidas adoptadas, ha reconocido que él ha podido cometer errores en la gestión de la crisis de la COVID-19 desde la universidad, porque "a nadie le dieron un manual sobre cómo gestionar en tiempos de pandemia", pero ha insistido en el trabajo de todo el equipo de gobierno. "Hasta que no termine la pandemia no me concedo ni un día de descanso", ha afirmado.