LAS BUENAS INTENCIONES DE LOS PROFES EN NAVIDAD.

Ya parece un capítulo fijo por estas fechas.

Acabamos de dar las notas curativas . En nuestras reuniones de evaluación presumimos de las formas que hemos encontrado para que los alumnos se esfuercen y consigan aprobar. Aquí los suspensos hablan mal sobretodo del profesor.

Pero también tenemos chicos que van a todo tipo de colegios. Se sigue encontrando el profesor con complejo catedrático.

Mantenemos que motiva más un aprobado facilitado que un suspenso para buscar una reacción positiva. Aunque pueda funcionar alguna vez.

Nosotros hemos decidido usar el aprendizaje servicio para meter el curriculum en la vida del alumno y la sociedad.

Cada vez se ve más las buenas intenciones de muchos profesores que realmente quieren ayudar a sus  alumnos a aprobar. Pero ser escrupulosos con el programa y perfeccionistas les traiciona.

Yo disfruto en el aula con la botánica aplicada en plantas medicinales, flores de Bach, jardines, riberas, centros de flores, plantaciones, riberas. Pero también en integración social intentando resolver conflictos reales, etc. Podría hablar desde cualquier materia de poeta o científico.

Sabemos los mínimos contenidos a alcanzar. Pero se puede hacer desde el periódico, la actualidad.

Hay chicas y chicos que vienen desde colegios mucho más normalizados, que significa que los alumnos están integrados socialmente y son fácilmente obedientes y estudian aunque sea con la sensación de no aprender nada. Cosa que tampoco es del todo cierto.

Los aprendizajes significativos suelen  pasar por el cerebro y por el corazón.

Hay universidades tradicionales que presumen de maltratar a sus alumnos haciendo memorizar contenidos sin sentido.

En niños que provienen de la exclusión social estas fechas son dramáticas, una Navidad de postal que ellos siempre han vivido de Covid al cuadrado.

Además se ha cambiado la historia de Belén por la de Freixenet. Unos padres que huyen para evitar la muerte del hijo que va a nacer. En un pesebre calentado por el aliento de un buey y una mula. Lejos del  glamour, las compras y el marisco. Lejos de las video consolas.

Pues a esos niños sin tabletas para estudiar on line les juzgamos con unos suspensos porque los probrecitos no llegan al nivel establecido por alguien parecido a la Celá.

La evaluación es justamente valorar finamente esfuerzos,  y saberes diversos .