Advertisement
Sábado, 16 de enero de 2021

El Pleno del Ayuntamiento aprueba la congelación de los impuestos municipales, tasas, precios públicos y tarifas

También se contempla la prórroga de la práctica supresión de la tasa por ocupación de la vía pública para terrazas y vendedores del Rastro, extendiéndose a las atracciones de feria y a los puestos de venta de helados, castañas y churros
Un momento de la sesión plenaria municipal celebrada este viernes

El Pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado este viernes de forma definitiva el Proyecto de Ordenanzas Reguladoras de los Tributos, Precios Públicos y Tarifas para el ejercicio 2021, que supondrán en líneas generales un ahorro para la economía de las familias salmantinas y, a su vez, contribuirán a la generación de actividad económica y apoyarán a las personas y sectores más afectados por la pandemia del coronavirus.

Destaca la congelación de los cinco impuestos municipales (IBI, Plusvalía, Impuesto de Actividades Económicas, Impuesto sobre Vehículos e ICO) y, con carácter general, de las tasas, precios públicos y tarifas salvo la necesaria adaptación de alguna de éstas últimas a la evolución de los precios por las distintas exigencias contractuales.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Salamanca ya rebajó en 2019 un 5% el Impuesto sobre Bienes Inmuebles y redujo la Plusvalía (entre el 5,4% y el 7% para todos los contribuyentes) y el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (entre el 66% y el 90% para acciones de rehabilitación en los edificios de viviendas en la ciudad) y ahora todas estas rebajas tributarias se consolidan.

Junto a la congelación de tributos, precios públicos y tarifas, el Proyecto de Ordenanzas Fiscales contempla la prórroga de la práctica supresión de la tasa por ocupación de la vía pública para terrazas y vendedores del Rastro, -que se redujo en un 99% como medida de apoyo a estos sectores económicos en el marco del acuerdo suscrito por todos los grupos políticos del Ayuntamiento en el mes de mayo para la reactivación económica y la protección social-, extendiéndose a las atracciones de feria y a los puestos de venta de helados, castañas y churros.


Por otra parte, el Proyecto también incorpora una bonificación para 2021 de la cuota del Impuesto de Actividades Económica para las empresas que hayan aumentado la plantilla de trabajadores indefinidos en el ejercicio de 2020 como medida de estímulo a la creación de empleo en la ciudad.

Igualmente, para facilitar el pago de los tributos y las deudas contraídas con el Ayuntamiento de las personas afectadas como consecuencia de la crisis generada por la pandemia del coronavirus, el Consistorio ha flexibilizado los aplazamientos y fraccionamientos de pago, planteando para 2021 la ampliación de los periodos de ambos a 12 y 24 meses respectivamente, sin intereses y sin garantías para deudas inferiores a 30.000 euros. Asimismo, dicha ampliación de periodos se aplicará a los aplazamientos y fraccionamientos concedidos en 2020.

En definitiva, se trata de un Proyecto que responde a la necesidad de mantener el funcionamiento de los servicios públicos municipales con criterios de calidad y, al mismo tiempo, contribuir a paliar los efectos de la crisis sanitaria sobre las personas y las familias, los empresarios y los autónomos.