Advertisement Advertisement
Domingo, 28 de febrero de 2021

Solo los familiares, y no los allegados, podrán volver en Navidad a Castilla y León

Además, el número máximo personas reunidas en espacios privados será de 10 y el toque de queda en Nochebuena y Nochevieja se amplía hasta la 1.30 horas para permitir el regreso al domicilio

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León

Estas son las nuevas restricciones establecidas por la Junta en Castilla y León para las próximas fiestas navideñas:

  • Se mantiene el cierre perimetral de la comunidad hasta el 10 de enero con las excepciones de motivos laborales, educativos, sanitarios y el retorno al lugar familiar, que se permite los días 23 al 26, 30-31 y 1-2 solo para familiares, no para los allegados.
  • Número máximo personas reunidas en espacios privados será de 10 y en todo caso sin superar los dos grupos de convivencia.
  • Se mantiene toque de queda a las 22.00 horas y solo en Nochebuena y Nochevieja se amplía hasta las 1.30 horas para permitir el regreso al domicilio. Esas dos noches los establecimientos de hostelería tendrán que cerrar a las 22 horas.
  • Aforo 50% en celebraciones religiosas con las medidas sanitarias correspondientes.
  • El resto de medidas en vigor se mantendrán según el nivel de incidencia de cada provincia.

Son las nuevas medidas frente a la COVID-19 anunciadas este viernes por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en una rueda de prensa telemática, en la que afirmaba que “el objetivo de la Junta es proteger la vida y salud de las personas y sobre todo poder celebrar las Navidades del próximo año”.


En este sentido, argumentaba que “el virus sigue entre nosotros, no se ha ido y debemos evitar todas las cuestiones que nos pongan en peligro. Estamos adoptando medidas eficaces y gracias al esfuerzo de todos y al sacrificio de los sectores afectados han disminuido los ingresos. Bajar la incidencia acumulada es salvar vidas, salvar al sistema sanitario”. 

Sin embargo, reconocía que “en estos momentos se ha estancado la incidencia y tenemos que ser prudentes de cara a las fechas navideñas. No podemos bajar la guardia, no podemos repetir el error que cometimos en el verano. Todo lo que hagamos bien ahora frenará el impacto de la tercera ola que ya ha mostrado sus garras”.

Además, Fernández Mañueco se mostraba partidario de un criterio común para todo el país: “Nos hubiese gustado que el Gobierno de España hubiese hecho un esfuerzo mayor por alcanzar un acuerdo, ha desistido de sus funciones dejando su responsabilidades a las comunidades autónomas. Desde la Junta damos un paso al frente y yo asumo las responsabilidades”.