Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021

La población inmigrante en Salamanca se mantiene pese a la pandemia

El INE prevé un gran descenso de población en Castilla y León que no podrá paliar la inmigración
Uno de los usuarios del Proyecto Atención, Información, Orientación y Asesoramiento a Personas Inmigrantes, que desarrolle la asociación Salamanca Acoge. Foto de Salamanca Acoge

Poco más de 18.000, ese es el número de ciudadanos de otros países residentes en Salamanca. Destacan los súbditos de Marruecos, con 1.503 habitantes actualmente, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Destaca la población procedente de otros países, como Colombia, con 567, Perú con 405 u Honduras, con 288. Uno de los países que más está aportando nuevos ciudadanos de Venezuela, que han pasado de poco más de 200 a medio millar en la actualidad. Sin contar los ciudadanos que residan en la ciudad pero que no se encuentren empadronados, algo que ocurre con gran frecuencia en el caso de población inmigrante. 

En los últimos años, el saldo migratorio para Salamanca era positivo, pero por poco. La diferencia entre los ciudadanos salmantinos que se marchaban y los inmigrantes que llegaban a la ciudad era de tan solo un centenar a favor de los recién llegados. Sin embargo, y a falta de datos definitivos en 2020, la pandemia ha limitado enormemente la llegada de inmigrantes, por lo que la población total de la ciudad se podría reducir aún más en los próximos años.


El descenso de población en Salamanca ha sido constante desde hace más de diez años. La provincia llegó a su máximo en 2009, con más de 354.000 habitantes. Desde entonces, cada año se han perdido más de 2.000 habitantes pese a un aumento constante de la inmigración. En total, se han perdido más de 25.000 habitantes, situándose en 2020 en un total de 328.883 según el INE.