Advertisement
Viernes, 22 de enero de 2021

Cruce de acusaciones entre PP y PSOE por las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Salamanca

Mientras el PSOE acusa al equipo de Gobierno de “imponer unas ordenanzas fiscales que no se adaptan a la realidad, el PP responde que los socialistas “son depredadores fiscales” 
José Luis Mateos, portavoz del Grupo Municipal Socialista, acompañado del concejal Marcelino García

Cruce de acusaciones entre PP y PSOE por las ordenanzas fiscales para el próximo año en Salamanca. Así, mientras el PSOE acusa a PP y Ciudadanos de “imponer unas ordenanzas fiscales que no se adaptan a la realidad, no responden a las necesidades, ni sirven para aliviar el bolsillo de los salmantinos”, desde el Grupo Municipal Popular responden que los socialistas “son depredadores fiscales y que no engañan a nadie en materia de impuestos, porque allí donde gobiernan aplican una política fiscal confiscatoria”. 

El portavoz del PSOE en el Consistorio, José luis Mateos, ha presentado en rueda de prensa, acompañado por el concejal socialista, Marcelino García Antúnez, las 15 alegaciones registradas por el Grupo Socialista a las Ordenanzas Fiscales para el próximo año en la ciudad de Salamanca, al tiempo que ha demandado “actuaciones que favorezcan y beneficien en la medida de lo posible a los ciudadanos”.

A modo de ejemplo, Mateos ha destacado, entre el resto, las alegaciones en las que los socialistas proponen la gratuidad del acceso a las piscinas municipales para los menores de catorce años siempre y cuando vayan acompañados de un adulto, a la vez de una reducción de precios, en este tipo de instalaciones para jóvenes entre catorce y treinta años que favorezca la práctica deportiva. De igual manera, el PSOE ha pedido modificaciones en la ordenanza que regula el servicio público de autobús urbano a favor y para bonificar a las familias numerosas

A su vez, el portavoz socialista, ha demandado también una mayor ponderación de los hijos menores en las familias monoparentales o monomarentales, para que cada uno de estos menores compute como doble, en el momento de establecer beneficios fiscales o a la hora de acceder a los servicios públicos.

Desde el PSOE se entiende que “a día de hoy hay realidades familiares que no se contemplan en las Ordenanzas”, y han recordado los socialistas, que “la única Ordenanza Fiscal que se va a modificar de cara al año que viene, la reducción del impuesto de actividades económicas vinculada a la creación de empleo, es una propuesta del PSOE que ya hizo en el año 2019, que no se incorporó para este año, y que sí lo hará para el próximo”, es decir, “que la única modificación que hace el equipo de gobierno de PP y Ciudadanos en este sentido es una iniciativa del PSOE”, ha recalcado Mateos.


El portavoz municipal ha dado a conocer también que el Grupo Municipal Socialista es “el único que ha planteado alegaciones al proyecto de Ordenanzas, siguiendo su vocación de ser útiles a la ciudad y a los ciudadanos, y no hemos hecho más porque PP y Ciudadanos se niegan siempre a admitirlas, perdiendo una oportunidad única para adaptar fiscalidad de la ciudad a la realidad y las situación de todos los salmantinos”. Y es que, “la política fiscal es un instrumento que puede ser útil o un lastre según la situación económica en la que nos encontremos o según las decisiones que se tomen al respecto”, ha puntualizado el portavoz socialista.

Respuesta del PP

En relación con la rueda de prensa ofrecida por el Grupo Municipal Socialista, “en la que han criticado al gobierno local por las ordenanzas fiscales, a través de las que se congelan impuestos y se incluyen nuevas bonificaciones y aplazamientos”, el PP ha indicado que “parece una mala broma que el PSOE, que es el partido de los impuestos altos por antonomasia, se ponga a dar lecciones en este ámbito”. 

Al respecto, ha comentado que “España es el único país de la Unión Europea que subirá impuestos en 2021, a pesar de que la grave crisis económica que ha provocado el coronavirus y, ha incidido, en que precisamente en este momento el gobierno de Pedro Sánchez ha decidido abrir el melón de la “armonización fiscal”, que en lenguaje socialista siempre significa subir impuestos”.
 

“Ahora que el Gobierno de España, para complacer a sus socios independentistas, pretende incrementar la presión social a familias y empresas, resulta casi insultante que el Grupo Municipal Socialista se revuelva contra un gobierno que congela los impuestos y las tasas y que, además, impulsa medidas fiscales para favorecer a los sectores más castigados por la pandemia”. Al hilo de lo anterior, ha calificado de “política ficción” que los socialistas reclamen una bajada del IBI, “cuando este mismo grupo municipal propuso subir este impuesto y la tasa de basuras a las empresas, comercios y negocios de hostelería el año anterior”.