Advertisement
Domingo, 17 de enero de 2021

Gobierno y agentes sociales se reúnen la próxima semana para abordar la subida del SMI para 2021

La ministra de Trabajo señala que si se revalorizan las pensiones y los sueldos de los empleados públicos, “nadie comprendería que no hiciéramos lo mismo con los trabajadores que más lo necesitan”
Imagen de archivo de una de las últimas reuniones del Gobierno y los agentes sociales durante la pandemia

El Gobierno se reunirá la próxima semana con los representantes de los empresarios y de los trabajadores para hablar de la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para el próximo ejercicio. La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ya dio a entender esta semana pasada que el Gobierno subirá el salario mínimo el próximo año. "No voy a decir cuánto (subirá) porque cuando nos sentamos a dialogar tenemos que escuchar a las partes", remarcó Díaz en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press.

En esta misma entrevista dejó claro que el Gobierno no tiene intención de congelar el SMI, actualmente situado en 950 euros mensuales, porque "no se entendería" que esta renta mínima no subiera en 2021 cuando sí lo hacen, en un 0,9%, las pensiones y los salarios de los empleados públicos; porque los países del entorno español están elevando el SMI a pesar de la pandemia para luchar contra la desigualdad y la pobreza, y porque el sueldo medio en convenio también se ha incrementado, en torno a un 1,5%.

"No sería entendido que revaloricemos las pensiones y los sueldos de los empleados públicos. Nadie comprendería que no hiciéramos lo mismo con los trabajadores que más lo necesitan, al menos para no perder poder adquisitivo. No compartimos la congelación y vamos a ver lo que dice la mesa de diálogo social", insistió.

La ministra ha subrayado además que, en 42 años de democracia, el SMI nunca se ha congelado, salvo con Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, cuya política, ha denunciado, se basó "en los recortes, la austeridad y en la devaluación de los salarios".

Díaz ha recordado además que el Gobierno tiene intención de cumplir con el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores, que señala que determinar la cuantía del SMI debe tenerse en cuenta, entre otros parámetros, la inflación (0,9% para 2021) y el incremento de la productividad, que el Gobierno baraja que aumente el próximo año entre un 1,5% y un 2,2%.

Sin embargo, también esta semana, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, insistió en que lo importante es recuperar el empleo y ha dejado claro que "no es el momento" para hablar de subir el salario mínimo interprofesional. Mientras tanto, Comisiones Obreras y UGT siguen resaltando que el SMI tiene que rondar los 1.000 euros desde el 1 de enero, en línea con lo que se establece en la Carta Social Europea.


El SMI sube en casi todos los países del entorno español 

En la actualidad, de los 27 países que conforman la Unión Europea, 21 tienen fijado un salario mínimo, exceptuando Austria, Chipre, Dinamarca, Finlandia, Suecia e Italia. Hasta el momento, casi toda la mayoría de los países del entorno española han pactado subidas del salario mínimo de cara al próximo año pese a la situación provocada por la pandemia mundial.

En concreto, de cara al próximo año, destacan los incrementos aprobados en Alemania, donde sus trabajadores verán crecer sus ingresos en casi un 11,8% acumulado para 2022, o en Luxemburgo, donde pese a la oposición de la patronal, el salario mínimo alcanzará a partir del 1 de enero de 2021 los 2.201 euros brutos y será de unos 2.642 euros para los empleados cualificados.

En Holanda, el salario mínimo bruto legal para empleados de 21 años o más será de 1.684,80 euros al mes desde enero, mientras que en Portugal, el Gobierno y los agentes sociales se encuentran negociando una subida del 4,7% de su salario mínimo, por la que su SMI pasaría de los 635 euros mensuales actuales a los 665 euros.

Por otro lado, en Francia se prevé un aumento cercano al 1%, y en Reino Unido, el Gobierno ha aprobado un aumento del salario mínimo nacional en abril de 2021 y aumentará un 2% el salario mínimo nacional para los jóvenes de entre 21 y 22 años, un 1,7% el de los jóvenes de entre 18 y 20 años y un 1,5% el de los menores de 18 años.

Desde el 1 de enero de 2021, el SMI subirá un 1% en Irlanda, un 6,6% en Bulgaria, se incrementará un 4,61% el salario mínimo neto promedio en Croacia y un 4,1% en República Checa. Eslovaquia ha propuesto un aumento del 7,4%, hasta los 623 euros, y en Letonia se plantea una subida del 16,3%, hasta los 500 euros de salario mínimo.

En Lituania, la subida será del 5,8%, hasta los 642 euros; en Polonia, del 7,7%, hasta los 630 euros desde los 585 euros actuales, y en Malta, se ha aprobado una subida del 1% en el SMI de mayores de 18 años.