Advertisement
Sábado, 16 de enero de 2021
Las Arribes al día

Peralejos de Arriba procede a la limpieza del arroyo Santa Catalina para evitar su desbordamiento

La obra ha supuesto un coste de casi 4.700 euros para maquinaria, además de la contratación de dos empleados municipales para las labores manuales

Estado en el que ha quedado el regato tras la limpieza arbustiva

Tres semanas de mano de obra de dos empleados municipales y el trabajo de maquinaria pesada han sido necesarios para la limpieza del arroyo Santa Catalina en Peralejos de Arriba, cerca de 600 metros de actuaciones de desbroce y retirada de arbustos para evitar durante el próximo invierno el desbordamiento de este regato.

El presupuesto de estas actuaciones ha ascendido a “casi 4.700 euros, que es el coste de la maquinaria, más el sueldo de los dos empleados por el Ayuntamiento”, un coste que ha sido financiado casi en su totalidad por la Diputación Provincial a través del programa de ‘Limpieza de cauces’, concretamente, la aportación de la institución provincial asciende a 4.167 euros.

Los trabajos han afectado al tramo comprendido entre el puente de la ermita y unos 50 metros más abajo del frontón de pelota (Las Vegas), zona que se encontraba llena de cañas de más de metro y medio de altura, y otros arbustos, y que tupían el cauce de vegetación hasta el punto de formar tapones en lugares de paso canalizados, lo que casi cada invierno, uno sí y otro también, provocaba el desbordamiento del cauce y la llegada del agua hasta las viviendas de las inmediaciones.

El regato permanecía abandonado a su suerte desde 2008, última vez que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) procedió a su limpieza. A lo largo de los últimos años el alcalde de la localidad ha intentado de forma infructuosa que la CHD acometiera estos trabajos, como hace sobre los cauces que circundan o atraviesan ciudades, pero sus escritos debieron quedar olvidados en algún archivo, en el mejor de los casos.

Ahora, gracias al programa de la Diputación para la limpieza de cauces en tramos urbanos, ha sido posible que Peralejos de Arriba se libre de inundaciones por algún tiempo, lo cual Gregorio Rodríguez “quería agradecer expresamente a la Diputación porque era una obra de la que tenía muchísimas ganas después de solicitudes constantes a la CHD”.

Una vez desbrozada la zona, los restos de los arbustos han sido retirados, siendo parte de ellos quemados y otros depositados en un recinto cerrado para evitar cualquier riesgo sanitario, toda vez que proceden de una zona del cauce que recibe el vertido de la red de alcantarillado del pueblo.    

  • Estado en el que se encontraba el cauce del arroyo Santa Catalina