Advertisement
Domingo, 17 de enero de 2021

Piden cárcel para dos presuntos traficantes que ocultaban la droga en el prepucio y la vagina

En abril de este año fueron interceptados en Medina del Campo, de regreso de un viaje de abastecimiento realizado a Salamanca

Una de las salas de la Audiencia Provincial de Valladolid. Foto EP

Fiscalía de Valladolid solicita una condena de cinco años y tres años y medio de cárcel para un varón y una mujer, respectivamente, que en abril de este año fueron interceptados en Medina del Campo, de regreso de un viaje de abastecimiento de droga realizado a Salamanca, y a quienes la Policía incautó distintas sustancias que ocultaba el primero en su prepucio y ella en su vagina.

El juicio por estos hechos se celebrará el próximo día 18 de diciembre en la Audiencia Provincial, donde el fiscal del caso, amén de las citadas penas privativas de libertad para ambos, se presentará con la petición añadida de multas de 5.000 euros para el varón acusado, J.C.G.H, y de 600 euros para ella, S.F.M, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Las investigaciones policiales, en las que se sustenta la acusación del fiscal, apuntan que J.C.G, al menos desde abril del presente año, venía dedicándose a vender heroína y cocaína en su domicilio de Medina del Campo y también la cochera conectada al mismo. Fruto de las pesquisas, lo agentes actuantes interceptaron a dos clientes con droga poco después de que fueran abastecidos, presuntamente, por el encausado.

Fue la tarde del 22 de abril cuando los dos acusados se desplazaron hasta salamanca en un automóvil conducido por una tercera persona a la que pagaron una cierta cantidad por realizar el trayecto, sin que el conductor supiera que el objetivo perseguido por la pareja era el abastecimiento de droga en la capital charra.


De regreso, una vez realizada la compra en el barrio de Buenos Aires, los acusados fueron interceptados en Medina del Campo. Los policías ocuparon al varón, ocultos en una caja metálica y en su prepucio, 17,86 gramos de heroína, 1,3 gramos de cocaína, 3,02 gramos de resina de cannabis y otros 0,72 de la misma sustancia, todo ello con un valor global de 2.571 euros que, supuestamente, pretendía vender a terceras personas.

En el caso de la otra ocupante e igualmente encausado, los agentes se incautaron de 4,76 gramos de heroína, 0,21 de cocaína y 3,02 gramos de resina de cannabis, sustancias que portaban en la parte delantera del pantalón y en la vagina y cuyo valor en el mercado ha sido cifrado en unos 260 euros, también con idéntico destino.

Al día siguiente, la policía efectuó un registro en el domicilio y la cochera del acusado e intervino diverso utillaje necesario para la venta de drogas, como una báscula de precisión, rollo de papel albal, plásticos con cordones para individualizar las dosis, una navaja, cucharas y un cuaderno con anotaciones. También se ocuparon 3.144 euros en efectivos procedentes, supuestamente, de esta actividad delictiva.