Advertisement
Jueves, 21 de enero de 2021

Llamamiento a la solidaridad desde el Comedor de los Pobres ante “la complicadísima situación”

Los fondos del Rastrillo Solidario, abierto online hasta el 22 de diciembre, se destinarán a sufragar los gastos del comedor que ha triplicado el número de usuarios desde el inicio de la pandemia

Aumentan los usuarios que acuden cada día al Comedor de los Pobres de Salamanca

El Comedor de los Pobres de Salamanca ha triplicado el número de usuarios a los que atiende cada día. Es el reflejo de la crisis social y los demoledores efectos que está teniendo la pandemia del Covid-19 sobre las familias salmantinas. Desde el Comedor de los Pobres hacen este año un especial un llamamiento a la solidaridad ante “una situación complicadísima”, en palabras de Queti Luciano, impulsora de esta entidad que lleva desarrollando su labor social desde hace casi tres décadas. 

El Rastrillo Solidario que organizan anualmente, una de las maneras de colaborar con esta entidad social gestionada por Misioneros Amigos del Silencio, este año se ha tenido que adaptar ante la situación de pandemia y se realiza en formato online. Hasta el próximo 22 de diciembre se podrán realizar compras online a través de la web www.comedordelospobres.com

Los fondos recaudados se destinarán íntegramente a sufragar los gastos del comedor, “porque igual que se han triplicado los destinatarios, los gastos se han triplicado también”. El Comedor de los Pobres ha mantenido sus puertas abiertas durante todos estos duros meses de pandemia, y en estos momentos son cientos de personas las que llaman pidiendo ayuda. “La gente está resistiendo, pero llega un momento en que ya no puede más. Además del perfil de usuarios que ya teníamos, está este perfil añadido, y que desafortunadamente va a ir a más, que son los que vienen de un ERTE o de empresas que han hecho un ERE, personas en paro…”, explica Queti Luciano. La crisis está golpeando sin distinción de edad o de condición social, y las familias en situación de necesidad se han multiplicado desde el inicio de la pandemia. 


La actual situación que estamos viviendo, y las restricciones para evitar los contagios, también obliga a replantear la tradicional cena de Nochebuena del Comedor de los Pobres. “Nos trae de cabeza”, reconocen, “no podemos juntar como otros años a más de cien personas, pero sin cenar no se va a quedar nadie, si no se puede hacer en el comedor, se les entregará”. 

Solidaridad online

En el Rastrillo Solidario online podemos adquirir (con envío a domicilio) productos como embutidos ibéricos donados por empresas de Guijuelo, quesos de la Trapa traídos desde Cóbreces (Cantabria), mermeladas o dulce de membrillo.