Advertisement
Jueves, 28 de enero de 2021
Las Arribes al día

El mercadillo de Trabanca cumple 16 años con una excelente salud

Las restricciones de movilidad por el coronavirus hacen que esta edición se haya desarrollado con mayor tranquilidad de la que ha sido habitual hasta ahora cada puente de la Constitución

El mercadillo de Trabanca cumplía este domingo 16 años desde su primera edición el 5 de diciembre de 2004

El 5 de diciembre de 2004 tenía lugar el primer mercadillo portugués en Trabanca, evento que comenzaba con poco más de una treintena de puestos y que 16 años después sobrepasa el centenar con un amplio abanico de sectores. Si bien es cierto que la pandemia de coronavirus ha reducido la afluencia de público como consecuencia de las limitaciones de movilidad y, con ello, el número de vendedores ambulantes que acuden a Trabanca cada primer domingo de mes, no menos cierto es que el Mercadillo Portugués ‘La Cuenta’ goza de una excelente salud.

Al margen de los beneficios económicos para los puestos de venta, el mercadillo portugués supone una inyección económica para los establecimientos locales, especialmente los dedicados a la hostelería, además de facilitar la promoción y venta de productos agroalimentarios elaborados en la comarca de Vitigudino, en su mayoría de elaboración artesanal como quesos y embutidos. Asimismo, el mercadillo de Trabanca se ha convertido en una actividad complementaria generadora de visitantes en el Parque Natural Arribes, un recurso más que atrae a público de muy distintos lugares de las provincias de Salamanca y Zamora.

Mes a mes, año a año, La Cuenta ha ido incrementado su oferta comercial hasta ofrecer un importante y variado número de productos típicos de los mercadillos portugueses, destacando de forma especial la presencia del sector textil, aunque sin desdeñar otros productos como los relacionados con el menaje del hogar o la alimentación, entre los que se encuentran el queso, aceite de oliva, vinos o el bacalao salado, además de fruta de temporada.

LA OFERTA

Surtido de ropa

El mercadillo ofrece un amplio surtido de prendas características del comercio portugués, desde ropa de temporada y deportiva, a un completo abanico de juegos de cama, cuartos de baño y cocina.

Productos alimentarios

Otro de los sectores que cautiva una mayor atención del público son sus productos agroalimentarios, que van desde el queso de elaboración artesanal al tradicional bacalao portugués, pasando por el típico presunto (jamón pimentonado), producto de gran tradición en la gastronomía lusa.

Herramientas

Los feriantes portugueses no dejan apartado que merezca la más mínima atención del público habitual de estos rastrillos, las herramientas y pequeña maquinaria es otra de las ofertas que ofrecen sus stand de ventas junto a su famosa cuchillería, destacando la oferta de navajas.

Artesanía

Pero si algo llama la atención en estos mercados es la variedad de objetos de artesanía que abarca, desde la cerámica a la madera, muebles realizados a mano y una amplia muestra de elementos de bisutería.     

Ver más imágenes: