Advertisement
Lunes, 25 de enero de 2021

La economía de Castilla y León no crecerá hasta el segundo trimestre de 2021 y no recuperará niveles de 2019 hasta 2022

El consejero de Economía reconoce que no se recuperará “en modo alguno” el “golpe de lo perdido” dudarante este año 

La economía de Castilla y León no crecerá hasta el segundo trimestre de 2021, cuando se prevé un aumento interanual en comparación con el que ha sido además "el peor trimestre" de este año en el que se aplicó casi en totalidad el estado de alarma. No obstante y según ha explicado este viernes el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, Castilla y León no recuperará niveles del PIB comparables a los que registró en 2019 hasta el año 2022 "en el mejor de los escenarios".

De este modo se ha pronunciado el consejero a preguntas de los periodistas respecto a la evolución de la economía de Castilla y León en los próximos meses cuando se prevé que el cuarto trimestre de 2020 no sea "ni tan malo" como el segundo, cuando el PIB se desplomó un 18,8 por ciento, ni como el primero, cuando la economía cayó un 3,2 por ciento, a lo que ha añadido que es difícil pensar que sea mejor que el tercero.

Según los cálculos del consejero de Economía e Hacienda, la menor actividad por las restricciones aplicadas en la segunda ola del coronavirus hacen pensar que la caída de la economía del cuarto trimestre superará a la del tercer trimestre que, con un -5,5 por ciento, ha sido un periodo "intermedio" en esa evolución del PIB.

"Seguiremos en recesión en el cuarto trimestre y se agudizará por la segunda ola", ha precisado Fernández Carriedo que ha recordado que el cuadro macroeconómico que sustenta el proyecto de presupuestos de la Comunidad para 2021, avalado por la Airef, contempla una caída del PIB en 2020 del 10,1 por ciento, "algo no recordado en la serie histórica" de la Comunidad.


Dicho esto y "sin quitar relevancia" al "importante descenso" del PIB de Castilla y León, ha augurado que será menor al que registrará la economía nacional, al igual que sucederá con la tasa de paro y con el nivel de deuda.

Respecto al primer trimestre de 2021, las perspectivas de la Junta es que la economía de Castilla y León continúe en recesión y que se mantenga en "crecimiento negativo" al menos hasta el mes de marzo. No obstante, el consejero ha aclarado que la evolución de la economía estará muy ligada a intensidad y a la duración de la pandemia del coronavirus si bien ha apuntado a un crecimiento en el segundo trimestre de 2021 ya que "nada hace pensar" que vaya a ser "tan grave" como el de 2020.

"Lo más probable es que el segundo trimestre de 2021 sea mejor que el segundo de 2020 y, por lo tanto, habrá recuperación de la actividad y del crecimiento económico", ha manifestado en concreto Fernández Carriedo que ha apuntado que "quizás" ese sea el momento de entrar en crecimiento de la economía que, según ha aclarado también, no supone "en modo alguno" hablar de recuperación del golpe de lo perdido, "que ha sido mucho".

La previsión de la Junta, como contempla también el cuadro macroeconómico de los presupuestos de la Comunidad para 2021, es que el próximo año se recuperen tres cuartas partes de lo perdido en 2020 al pasar del un -10,1 por ciento a un 7,5 por ciento, "insuficiente", ha reiterado, para compensar la pérdida del PIB de este año.