Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021
Las Arribes al día

El Ayuntamiento de Lumbrales recuerda a Sà Carneiro en el 40 aniversario de su muerte

El Primer Ministro portugués, que llevaba el apellido de Lumbrales, fue bisnieto del primer conde de la villa
Imagen de portada del facebook del ayuntamiento de Lumbrales

La página de FaceBook del Ayuntamiento de Lumbrales recoge hoy la noticia del 40 aniversario de un accidente de aviación que convulsionó al país vecino y, de alguna forma, marcó también el destino de la comarca de El Abadengo. El Primer Ministro portugués Francisco Manuel Lumbrales Sá Carneiro, falleció de forma trágica cuando viajaba a Oporto junto a su ministro de Defensa para apoyar a Soares Carneiro en las elecciones presidenciales de aquel año. Su avioneta tuvo problemas en el despegue y se estrelló contra un edificio del barrio de Camarate, cerca del aeropuerto de Lisboa. Las circunstancias de su muerte siguen siendo un misterio a día de hoy, a pesar de las ocho comisiones parlamentarias de investigación, de las cuales cuatro apuntaron al sabotaje, una al accidente y el resto no fueron conclusivas.

Una de las teorías señala que el posible atentado estaría dirigido contra el ministro de Defensa, Amaro de Costa, por parte de la extrema derecha, vinculándolo al tráfico de armas a Irán e Irak.  Sà Carneiro no iba a viajar en esa avioneta, sino en un vuelo regular, pero por razones que se desconocen cambió sus planes sólo unas horas antes.

En la villa de Lumbrales siempre se ha querido creer que con Sà Carneiro como Primer Ministro portugués no se hubiera cerrado la línea férrea entre Oporto y Salamanca, la vía Boadilla-La Fregeneda-Barca de Alva-Oporto, creada, entre otros, por su bisabuelo Ricardo Pinto da Costa, a quien la reina regente María Cristina otorgara el título de Conde de Lumbrales por este y otros servicios a la provincia en mayo de 1888.

La vía férrea, hoy pendiente de su utilización como vía para el senderismo por parte de la Diputación Provincial, sigue siendo una infraestructura excepcional declarada BIC con categoría de Monumento en el año 2.000 cuya recuperación para el tráfico rodado sigue reivindicándose hoy en la comarca.