Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021

“El paciente con cáncer sufre en mucha mayor medida la preocupación por la pandemia”

La AECC de Salamanca aumenta las ayudas a pacientes con cáncer, reflejo de los efectos sociales de la pandemia en un año en el que la asociación se ha tenido que adaptar para continuar prestando apoyo

Inmaculada Rodríguez, presidenta de la AECC de Salamanca, con los packs solidarios de Navidad de la asociación | Foto: Lydia González

Cada año se diagnostican en España cerca de 280.000 nuevos casos de cáncer (según datos de 2019 del Observatorio del Cáncer de la AECC). El año pasado fallecieron 112.000 personas por cáncer, una media 300 diarias. Datos que reflejan que el cáncer es uno de los principales problemas sociosanitarios de nuestro país, y ante la situación actual causada por el Covid-19, “el paciente con cáncer sufre en mayor medida que la población en general la preocupación por la pandemia”, tal y como explica Inmaculada Rodríguez, presidenta de la AECC de Salamanca. “Un problema sanitario como el Covid-19, sí empeora la situación para la persona diagnosticada de cáncer, no porque se vaya a contagiar, pero sí va a hacer que tenga más miedo a la hora de salir a la calle, a la hora de relacionarse”. 

La pandemia indudablemente ha monopolizado este 2020, pero “no nos podemos olvidar de que hay otras enfermedades”. Ni tampoco de que, como en el caso del cáncer, estamos ante enfermedades en las que el tiempo puede ser vital. “El tiempo de diagnóstico es muy importante”. 

El impacto psicológico de la pandemia no está siendo menor. Los estudios realizados durante estos meses por la AECC, tal y como apunta Inmaculada Rodríguez, han revelado que “más del 35% de las personas con cáncer ha sufrido ansiedad y depresión” debido a esta situación de pandemia. “La gente tiene miedo a contagiarse porque se puede retrasar una prueba o un tratamiento”, añadiendo que “muchas veces un diagnóstico de una enfermedad como el cáncer conlleva que la situación laboral y personal cambie, y con el problema del Covid-19 esto se ha acrecentado”. 

Desde la AECC se ha creado una ayuda de emergencia social, dotada con 3 millones de euros, “para ayudar a las personas que padecen un cáncer” a tener sus necesidades básicas cubiertas y paliar los efectos sociales derivados del Covid-19. “Ha aumentado de manera importante la ayuda social que prestamos a las familias, para afrontar gastos como el alquiler, medicamentos o atender los gastos mensuales de alimentación. Siempre lo hemos hecho, pero nunca ha habido la necesidad que hay ahora”. 


Además, la Asociación durante estos meses se ha adaptado y creado nuevas herramientas en el entorno digital y telemático para continuar prestando apoyo y todos los servicios a los pacientes diagnosticados de cáncer y sus familiares.
La AECC de Salamanca tiene las puertas de su sede abiertas, adaptando un estricto protocolo sanitario para ser un punto seguro y compaginando la actividad presencial y online, desde la Marcha Solidaria online a las terapias, incluidos los cursos para dejar de fumar que “están funcionando bien online, hay gente que prefiere esta opción”. También han retomado las terapias de grupo, aunque por prevención solo para familiares. 

Investigación

El apoyo a la investigación es uno de los pilares de la AECC, también en Salamanca, y este año para solventar el parón temporal durante el confinamiento del primer estado de alarma se han ampliado los plazos de los proyectos, entre 3 y 4 meses en el caso de algunos investigadores. “Se paró en tiempo, pero no en financiación”, subraya, “la AECC sigue financiando becas de investigación”. 

Aparte de la vacuna contra el Covid-19, deseo compartido por todos, la presidenta de la AECC de Salamanca le pide al 2021, “la normalidad en los hospitales, en las consultas, que se pueda trabajar al cien por cien, cada uno en su trabajo. Al 2021 le pido normalidad”. 

Packs solidarios

Regala solidaridad y protege a los que más quieres. Es el lema que acompaña a los packs de Navidad de la AECC de Salamanca, con mascarillas e hidrogeles, y que se pueden adquirir por 10 y 15 euros.