Advertisement
Martes, 26 de enero de 2021
Ciudad Rodrigo al día

El Carnaval del Toro no se suspendía desde la Guerra Civil

La pandemia del coronavirus se lleva por delante en 2021 las fiestas grandes de Ciudad Rodrigo

Ciudad Rodrigo no tendrá Carnaval del Toro 2021. Era una decisión que venía siendo inevitable ya que la pandemia del coronavirus sigue sin dar tregua, pero hasta la hora de comer del viernes no se oficializó esta tremenda ‘puñalada’ al corazón de todos los mirobrigenses, y también al de todos aquellos que año tras año disfrutan en Ciudad Rodrigo de una de las primeras grandes fiestas del año en nuestro país, especialmente a nivel taurino.

De hecho, el Carnaval del Toro ha sido prácticamente el único gran evento taurino, y la única gran fiesta popular, que se ha podido celebrar en España durante el año 2020, ya que tuvo la ‘suerte’ de caer en el calendario apenas tres semanas antes de que estallase la pandemia (el Carnaval tuvo lugar del 21 al 25 de febrero, y el Domingo de Piñata el 1 de marzo, sólo 2 semanas antes de decretarse el estado de alarma y el confinamiento domiciliario).

Precisamente, a lo largo de este año que está a punto de acabar se ha mencionado en numerosas ocasiones que el impacto económico de la pandemia, especialmente en lo que respecta al primer semestre, no fue tan grande en Ciudad Rodrigo como en otros lugares ya que se habían podido celebrar las fiestas grandes con total normalidad (y además con buen tiempo), y por ende, hubo la habitual actividad comercial y hostelera, que tiene una gran importancia en la caja de los negocios al cabo del año, y más aún durante el largo otoño-invierno.

Esta cancelación del Carnaval es absolutamente histórica, ya que Ciudad Rodrigo no se quedaba sin el mismo desde la Guerra Civil, según ha recopilado el exalcalde de Miróbriga Juan Tomás Muñoz. Aunque el de 1937 se llegó a desarrollar pese a que el Ministerio de la Gobernación ya había emitido una orden para que se suprimiesen, no ocurrió lo mismo con los de 1938 y 1939, que no se celebraron porque “el horno no estaba para bollos, se intuía la derrota de los republicanos y en la zona golpista las represalias iban en aumento”.


Hay que recordar que desde 1940 se escapó de la prohibición de la dictadura franquista de celebrar el Carnaval cambiándole el nombre a ‘Fiestas Tradicionales de Ciudad Rodrigo’, no recuperando su verdadero nombre hasta 1978. Curiosamente, a efectos administrativos (de entidades que no eran el Ayuntamiento), el nombre de ‘Fiestas Tradicionales de Ciudad Rodrigo’ se mantuvo vigente hasta 2019.

Ironías de la historia, en los libros de actas del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo se recoge que en 1737 ocurrió exactamente lo contrario a la situación actual: se decidió que hubiera Carnaval para “desterrar en parte la melancolía originada por tan repetidas enfermedades que se han padecido y se están padeciendo”. Asimismo, tras las graves inundaciones sufridas por el barrio de El Puente a finales de 1909, el Consistorio planteó la suspensión del Carnaval de 1910 entendiendo que no habría ganas de fiesta además de poder ayudar a los damnificados con el dinero de los toros, pero el clamor popular lo rechazó.