Advertisement
Miércoles, 20 de enero de 2021

Hosteleros salmantinos reclaman una apertura perimetral y aforos al 50% porque la “situación es insostenible”

Aseguran que “con el cierre de Castilla y León es inviable tener un negocio de alojamiento abierto porque la ocupación es cero, ya que los turistas no pueden entrar”

Rueda de prensa de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, con el presidente Álvaro Juanes, en el centro, junto a Jorge Carlos Moro y Manuel Herrero. Foto de Lydia González

La Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca ha mostrado su malestar porque la situación del sector es “muy grave”, debido a las restricciones de los últimos meses e incluso a las condiciones impuestas para la reapertura de este viernes.

Reclamamos una apertura perimetral, aforos al 50% y una batería de ayudas directas. Con el cierre perimetral es inviable tener un negocio de alojamiento abierto porque la ocupación es cero,el turista internacional nada y el nacional no puede entrar en Castilla y León con lo cual la situación es dantesca”, manifestaba el presidente, Álvaro Juanes.

Jorge Carlos Moro, vicepresidente, añadía que “esto parece una broma y que los hosteleros son millonarios, os puedo asegurar que estamos viviendo verdaderos dramas, gente que están pidiendo dinero a sus padres y hermanos... Lo que pedimos a las administraciones es un plan, son todo buenas palabras pero hechos ninguno, y queremos lanzar una llamada de alerta porque cuando falta el pan en casa nos podemos imaginar hasta donde se puede llegar. La Junta tiene todo completamente perfecto en una hoja y las ayudas que necesitamos”.


Por su parte, Manuel Herrero, también integrante de la directiva de esta asociación, aseguraba que “el ocio nocturno ha sido uno de los más castigados haciéndonos sentir culpables desde el primer momento, con los locales cerrados prácticamente desde el 14 de marzo... La situación es crítica, estamos viendo a dueños desahuciados pero por parte de la Junta y a nivel nacional no hemos recibido nada”.

En este sentido, argumentaba que “los requisitos para lograr las ayudas son inaccesibles respecto a otras comunidades donde los hosteleros se han visto ayudados por lo menos para cubrir sus gastos. Después de 8 meses lo único que hemos oído es que presentemos una propuesta y a día de hoy no hay ninguna ayuda, es insostenible”.