Advertisement
Miércoles, 27 de enero de 2021

 Razones para comprar mascarillas FFP2 este invierno

Este tipo de mascarillas son la apuesta más segura para los encuentros sociales y las reuniones familiares con no convivientes en cualquier circunstancia, y especialmente en las próximas fiestas de Navidad

Comprar mascarillas FFP2 en España en los tiempos de coronavirus que nos han tocado vivir no es solo una necesidad, también es una obligación mientras la pandemia siga su curso y la esperada vacuna no inmunice a una buena parte de la población y deje de existir el peligro de contagio.

El otoño nos ha traído un repunte de las infecciones conocido como segunda ola que, si bien no ha provocado el colapso de la sanidad como ocurrió en marzo y abril de este año 2020, sí ha causado un gran número de hospitalizaciones y decesos. Todo parece indicar que el invierno de 2020-2021 será igualmente duro.

La razón por la que las estaciones frías son las más proclives a sufrir algún contagio, ya sea de covid-19, gripe o cualquier enfermedad viral infecciosa, no es el frío, como habitualmente se cree, o al menos no directamente.

La causa es que para evitar el frío tendemos a reunirnos en espacios cerrados, donde la cercanía entre las personas y la falta de ventilación suponen un excelente caldo de cultivo para los virus y las infecciones.

Precisamente ese es el motivo por el que las mascarillas, así como cualquier medida preventiva, se hacen más necesarias durante el otoño y el invierno.

Veamos cuáles son las razones por las que utilizar mascarillas FFP2 es la mejor medida preventiva frente al coronavirus durante el invierno.

Por qué las mascarillas FFP2 son más seguras

Las mascarillas FFP2 filtran el 94 % de las partículas

En ambientes cerrados como transporte público, oficinas, escuelas, centros comerciales o locales de hostelería es fundamental contar con unas mascarillas que filtren la práctica totalidad de partículas y bacterias posibles.

Las mascarillas quirúrgicas o higiénicas únicamente lo hacen en un porcentaje que va del 60 % al 85 %, mientras que las FFP2 llegan hasta el 94 %.


Aunque no es obligatorio utilizar mascarillas en el propio domicilio particular, la llegada de las fiestas navideñas, con sus consiguientes reuniones familiares con no convivientes, hacen que este año se aconseje su uso antes y después de las comidas y cenas, especialmente si entre los comensales hay ancianos o personas de riesgo.

Realizar con anterioridad una PCR o un test de antígenos también puede ser un buen medio para afrontar las fechas más señaladas de la Navidad con una mayor tranquilidad.

Cuentan con un mejor material filtrante

La densidad del entrelazado de las fibras del material con el que son fabricadas estas mascarillas antifiltrante hace que tengan una mayor eficacia.

Protegen de la transmisión y de la infección

Las mascarillas FFP2 cumplen una doble función. En primer lugar, evitan que, si estás infectado de covid-19, puedas contagiar a otras personas. Por otro lado, suponen la mejor protección para evitar que otras personas que pudieran estar infectadas te contagien a ti.

Este tipo de mascarillas son la apuesta más segura para los encuentros sociales y las reuniones familiares con no convivientes en cualquier circunstancia, y especialmente en las próximas fiestas de Navidad.

Por último, hay que indicar que la efectividad de las mascarillas FFP2 es del doble que la de las mascarillas quirúrgicas, y existe también la posibilidad de comprar modelos reutilizables. Este invierno va a ser duro, pero la anunciada vacunación empezará muy pronto y es más que probable que la pesadilla esté a punto de terminar. Mientras, el uso de mascarillas seguirá siendo la mejor forma de evitar el contagio.