Advertisement
Sábado, 16 de enero de 2021

Los hosteleros de Castilla y León piden una desescalada igual a la de Madrid en aforos y horarios

Subrayan “la necesidad imperiosa de ayudas al sector, y al resto de sectores implicados, ya que la situación económica lleva meses siendo angustiosa, generando situaciones  dramáticas” 

 

Terrazas en la vía pública antes del último cierre temporal de la hostelería

La Confederación Regional de Hostelería y Turismo ha registrado ante la Junta de Castilla y León el informe que la pasada solicitó el vicepresidente del Ejecutivo Regional, Francisco Igea, durante la reunión mantenida con representantes del sector para analizar el impacto que está teniendo la pandemia del Covid-19, y las consiguientes restricciones, en el sector. En ese escrito la Confederación solicita “la adopción de un plan de medidas urgentes con el fin de poder llevar a cabo el rescate y reactivación de la situación económica que permita paliar los efectos de la pandemia, salvaguardar el empleo y contribuir a frenar el número de establecimientos abocados al cierre como consecuencia de la crisis, no solo de nuestro sector sino de sectores que dependen indirectamente del nuestro”, tal y como señalan en el comunicado remitido. 

La denominada desescalada, añaden, ha llevado a que muchas empresas “abrieran con un gran esfuerzo, lo que ha supuesto perdidas económicas; y si bien, durante estos meses, se han asumido con responsabilidad y gran esfuerzo, por parte de empresarios y trabajadores, la aplicación de todas las medidas preventivas (incluso  el cierre total) y restricciones a su actividad, ahora urge buscar medidas de rescate y reactivación del consumo y del turismo para  evitar que las perdidas conlleven la desaparición de muchas empresas creadoras de empleo directo e indirecto.”

Por ello esta Confederación ha agrupado la propuesta presentada en  dos apartados: Aprobación de un plan de desescalada conforme al modelo establecido en la Comunidad de Madrid en cuanto a aforos y horarios y aprobación de un plan de ayudas directas a favor de los establecimientos, tramitado y ejecutado con carácter de urgencia. 

En cuanto a la desescalada, los hosteleros dividen en dos periodos las medidas a aplicar. Así, del 4 al 18 de diciembre, ambos incluidos, piden que los aforos en bares, restaurantes y zonas comunes de los alojamientos sean del 50 por ciento en el interior y del 75 en el exterior. Además, el consumo podría ser en el interior en mesas o agrupaciones de mesas, "nunca en barras" y en exterior en terrazas o espacios abiertas.


Por otra parte, proponen que el horario de toque de queda sea desde las 00.00 horas hasta las 06.00 horas, y no desde las 22.00 horas como hasta hora, y se permita la movilidad entre las provincias de la Comunidad y con el resto de las provincias de otras comunidades, que estén en igual nivel de alerta del denominado "semáforo covid".

En el siguiente periodo, del 19 de diciembre al 10 de enero, los aforos aumentarían al cien por cien en el exterior, mientras que se mantendría al 50 en el interior. El consumo en barra se incluiría, además, mientras que la movilidad sería la misma que en el anterior periodo. En este punto, sí piden que los días 24 y 31 de diciembre la Junta valore la ampliación de la apertura de los establecimientos hasta las 01.00 horas.

Desde la Confederación Regional de Hostelería “queremos manifestar, una vez más, la necesidad imperiosa de ayudas al sector, y al resto de sectores implicados, ya que la situación económica de nuestros empresarios lleva meses siendo angustiosa, generando situaciones dramáticas debido a la escasez de recursos económicos. Volvemos a insistir en la necesidad de que las restricciones que se nos están aplicando, venga acompañadas de las correspondientes compensaciones y ayudas económicas”.Ayudas directas que, como recoge Europa Press, van desde los 5.000 euros por autónomo -sin trabajadores a su cargo- y por encima de los 18.000 por establecimiento dependiendo de la plantilla y del tipo de local.

Teniendo en cuenta la incertidumbre que se genera en relación con la duración de la pandemia, sus consecuencias e incidencias en el futuro  próximo, “se solicita que las partidas presupuestarias destinadas a las  ayudas directas para la hostelería continúen abiertas para el supuesto  de que sea necesaria su aplicación a lo largo del ejercicio 2021”.