Advertisement
Sábado, 16 de enero de 2021

Denuncian la falta de ayudas directas para los productores de tostones de porcino blanco

El precio de este mercado se ha hundido de forma inexorable desde marzo, teniendo unas cotización inferiores al 50%  de lo que valió durante el año 2019

El precio de los tostones se está viendo influido por la reducción de la demanda, motivada por las restricciones de la pandemia. Foto CORRAL

UPA Salamanca ha venido denunciando desde hace meses como los productores de porcino blanco destinado a tostones se quedaron sin mercado potencial tras el cierre del canal Horeca por la pandemia, al igual que el lechazo. Sin embarto, “en contra de lo que las administración hicieron con el  lechazo, no han tenido ninguna ayuda específica para amparar la ruina de este sector, fuera de entrar en el reparto de los 8,5 M de euros de la línea del PDR, a la que no le llegaran más que unas migajas, totalmente insuficientes para las pérdidas sufridas por este sector y que sufrirán, dado que con la incertidumbre de la situación, cierres de hostelería etc, no se le ve el final del túnel”.

El precio de este mercado se ha hundido de forma inexorable desde marzo, teniendo unas cotización inferiores al 50%  de lo que valió durante el año 2019. Por poner un ejemplo, la semana del 23 al 30 de noviembre del año pasado era de 36 € (tostón de 4-6 kg), que se incrementó hasta los 41 € en la lonja de ese lunes. El precio de la semana (a falta de la cotización de hoy) es de unos ridículos 17 Euros.

Cabe destacar que el periodo que va desde mediados de noviembre, hasta pasados reyes, por el incremento de los precios de este producto en las fechas navideñas, los productores facturan hasta 1/3 de los ingresos anuales, pero este año, “tras el cierre de la restauración, la incertidumbre de la situación y el que los consumidores a día de hoy no sepan si se pueden celebrar las navidades y con cuantas personas, está terminando de dar la puntilla al sector”.


Además, UPA argumenta que “a la ruina del sector del tostón en Salamanca también ayuda la inexplicable cotización que semana tras semana fija la Lonja de Salamanca, que desde que empezó la pandemia tiene cotización de entre un 25 y un 35 % con respecto a la vecina lonja de Segovia. Por poner un ejemplo claro la semana del 23 al 29 de noviembre ha fijado un precio de 17 €/tostón, mientras que la de Segovia lo tiene a 26 € (un 35% inferior), para un cerdo de características idénticas. Este hecho que ya hemos denunciado mediante carta al presidente de la Diputación, debería ser estudiado por los responsables de la Lonja provincial, dado que esta contribuyendo a la ruina de los productores que tienen fijada la venta de los tostones a la lonja de Salamanca”.

Ante esta situación UPA Salamanca pide una ayuda específica para este sector, ya que “no podemos permitir su desaparición, dado que cuando acabe la pandemia nos será tan necesario para nuestro turismo”.