Advertisement
Sábado, 23 de enero de 2021

Salamanca llega a una incidencia acumulada de 412 casos por 100.000 habitantes, a un paso de superar el umbral de restricciones

Castilla y León posee una incidencia acumulada de 630, con Burgos sufriendo una tasa de más de 1.000
Público en las calles de Salamanca - Archivo

La Incidencia Acumulada en Castilla y León se sitúa en los 630 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, muy por debajo de los 881 que marcaba el pasado domingo, con Ávila y Segovia por debajo de la barrera de los 400 y Salamanca muy próxima pero con Burgos por encima de los 1.000 pese a un descenso también significativo. En el caso de la provincia salmantina, se ha llegado a 412 casos por cada 100.000 habitantes. Buena progresión tras los 621 de hace siete días y que la sitúa muy cerca del umbral de los 400 que se ha marcado la Junta como el límite para comenzar a rebajar restricciones.

Las cifras que ofrece la Junta a través de su portal de Datos Abiertos a siete días, marca también otra caída en la incidencia al registrar 232 casos por los 405 del pasado 20 de noviembre.

Por debajo de la media a 14 días se sitúan Segovia, que presenta la incidencia más baja con 265 casos por los 412 del pasado domingo; Ávila, que tenía 570 ahora está en 321; León ha situado la curva en 570 por los 835 del pasado 22 de noviembre.

Ligeramente por encima de la media se sitúa Soria que ha pasado de 828 a 638 y Palencia que de 850 ha bajado a 677. Zamora también ha mejorado sus números al reducir los 952 casos por cada 100.000 habitantes que presentaba el pasado domingo a 711; números similares a los de Valladolid, que de 999 sitúa ahora su incidencia en 719. Por último, los peores datos los sigue presentando Burgos, si bien también ha reducido notablemente la curva de contagios al pasar de los 1.342 casos a los 1.011.

Por otra parte, la web (https://analisis.datosabiertos.jcyl.es/pages/coronavirus/) incluye en su pestaña de 'indicadores de riesgo' los datos del número reproductivo básico por provincias y en el conjunto de la Comunidad, con un margen de cuatro días --este domingo aparece el dato a 18 de noviembre-- acompañado de una gráfica para ver su evolución.


En este sentido, este indicador, que muestra el promedio de personas a las que puede contagia cada persona que es positivo en COVID-19, continúa en descenso desde el pasado 25 de noviembre y se sitúa en 0,68 de media en la Comunidad, lo que quiere decir que cada persona positivo en COVID-19 no llega a contagiar a una persona de media. El pasado domingo era de 0,88.

Esta cifra, el RT de 1, se sitúa como el listón que se debe rebajar en la evolución de una pandemia para que la curva de expansión del virus descienda.

En el caso de las provincias, todas ellas se encuentran por debajo de 1, sin excepción. Curiosamente, es Segovia donde un paciente con COVID puede contagiar a más personas con un 0,88. Le sigue Zamora con 0,77; Soria con 0,75; Salamanca con 0,74; Burgos tiene 0,72; León, 0,66; Palencia, 0,62; Valladolid 0,61 y Ávila, 0,56.

OCUPACIÓN HOSPITALARIA
Por otra parte, la ocupación de las unidades de críticos se sitúa en el 63 por ciento, seis puntos menos que el pasado domingo, con el Hospital Río Hortega con la presión más alta de los centros asistenciales de la Comunidad con un 86 por ciento de las UCIs habilitadas con pacientes, si bien es una tasa diez puntos inferior al 22 de noviembre. El Clínico Universitario de la capital vallisoletana es el segundo con menos camas libres, solo un 26 por ciento. En este momento, de las 519 camas habilitadas en estas unidades, 324 están ocupadas por pacientes, 211 de ellos tienen COVID.