La luz no la conozco ni su nombre lo escucho

¿Por qué nos busca la luz?
Chema García

 

La luz no la conozco ni su nombre lo escucho
en el silencio de mi noche apagada.
La sé por ti cuando la nombras y la viertes
en su agua pura en las letras de mis horas.
Para ti la luz como la vida carece de un final
y se parece al viento como el río siempre incontenible.
Y también la llamas un pedazo de sol sobre la playa
cuando la luna ya ha despertado a su sueño donde no es más.
La miras reflejada en el espejo de tu duda de los siglos
y las páginas de internet todavía por escribir.
Yo la aprendo como si se tratara de una música lejana,
o como si fuera una afición todavía no reconocida.
Me inclino a su copa y su alimento con una esencia casi inexistente
en su eternidad reducida a la existencia.
Mas sigo sin sentirla en mi palabra,
sin llenarme los pulmones con su oxígeno.
Mis letras me duplican en mi tiempo donde el día apenas se encuentra por nacer.

 


Xalapa- Equez., Veracruz, México
28 de noviembre de 2020
Juan Angel Torres Rechy