Advertisement
Martes, 26 de enero de 2021
Ciudad Rodrigo al día

Un páramo

Todos esos cuidados se deberían también dedicar a la Florida, aunque su diseño no haya sido hecho por esta Corporación; se ve descuidada

En este páramo que se ha convertido nuestra pequeña ciudad, con esta pandemia, pues dependiendo a la hora que salgas de casa no encontrarás a nadie por la calle.

Vemos como han desaparecido los chopos de la Alameda, los plataneros de la Plaza del Buen Alcalde, y se han adornado jardines y parques; no voy a decir nada sobre ello, creo que está bien, la Alameda quedará mejor de cara al verano, y la Plazuela se ha saneado de unos árboles realmente enfermos.

¡Pero señores políticos tomen nota cuando otros lo hagan!

Creo que todos esos cuidados se deberían también dedicar a la Florida, aunque su diseño no haya sido hecho por esta Corporación; se ve descuidada y los ciudadanos lo vemos, pues es disfrutada por muchas personas. Y si hubiera que hacerle alguna reforma o acabar de poner los asientos vendría muy bien.

Estamos en semi confinamiento y tenemos una ciudad preciosa pero eso no basta. La actividad está casi paralizada, adornar nuestra ciudad con jardines es estupendo, pero debe haber algo más en la mente de nuestros próceres, debemos prepararnos para ese futuro que después de la pandemia deberíamos tener.

Me refiero a un futuro de trabajo, de desarrollo, y para eso hay que prepararse, ¿no creen?

Esta comarca nuestra no es más pobre ni más rica que otras de nuestro país, pero hay que sentar las bases, la prosperidad no la regalan, hay que ganársela, le pongo un ejemplo, al entrar en España desde Vilar Formoso el único cartel que hay, es visite Salamanca, a la salida de Madrid creo que había uno de visitar Ciudad Rodrigo hace años, parece ser que ya no está.


Los indicativos turísticos son importantes, si cuando acabe la pandemia queremos hacer del turismo una de nuestras fuentes de desarrollo.

Pero si hacemos un repaso de nuestra historia, aunque somero, toda la parte de España que llamamos ‘La Raya’ que va desde Extremadura hasta Zamora, sufrimos un feudalismo feroz en la Edad Media, que dio paso posteriormente al caciquismo más arcaico, que aunque atenuado llega hasta nuestros días. Eso dio lugar a unos latifundios que no han desarrollado más que una ganadería extensiva para cobrar las subvenciones, sin generar verdaderas industrias de transformación que es donde se crea la mayor cantidad de empleo y riqueza; esas industrias están en Cataluña, Madrid, País Vasco, pero no aquí, que es donde se produce la materia prima.

Criar cuatrocientos cerdos, o vacas, u ovejas etc. lo hacen una o dos personas en extensivo, para transformarlos son necesarias muchas más, esa es la diferencia.

Hoy se necesitan políticos con decisión, comprometidos con el futuro de esta parte de España que secularmente ha sido abandonada, y más que nunca necesita de las instituciones, porque si no, esto se convertirá definitivamente en un páramo. La foto lo ilustra.