Advertisement
Martes, 26 de enero de 2021

Ya se pueden solicitar las ayudas para financiar contratos de sustitución por COVID-19

También están dirigidas a trabajadores autónomos
Un trabajador con medidas de protección contra el coronavirus - Archivo

El Boletín Oficial de Castilla y León publicó ayer la convocatoria de la línea de subvenciones destinadas a financiar los contratos para sustituir a trabajadores que tengan que cuidar de sus hijos o familiares dependientes cuando estos deban guardar confinamiento domiciliario por COVID-19.

Las subvenciones, que se podrá solicitar desde hoy, están dirigidas también a los trabajadores autónomos, que podrán acceder a la ayuda tanto en supuestos de conciliación como en caso de incapacidad temporal por contagio o aislamiento, han indicado desde la Consejería de Empleo.

Según han recordado las mismas fuentes, la Junta de Castilla y León aportará una cuantía de 50 euros por cada día de contrato de sustitución con el objetivo de proporcionar una ayuda a las empresas y los autónomos para que puedan dar continuidad al ejercicio de su actividad y facilitar el derecho a la conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores, "con lo que se contribuye a luchar contra el desempleo incentivando la contratación de desempleados".

El periodo subvencionable se extiende desde el 1 de septiembre de 2020 hasta el 30 de junio de 2021 y el programa, que cuenta con una dotación inicial de 400.000 euros, permitirá la financiación de unos 550 de contratos. No obstante, la partida se podrán ampliar si es insuficiente para atender las solicitudes presentadas. Se podrán acoger a las ayudas los trabajadores autónomos y las empresas o entidades de Castilla y León que tengan menos de 100 trabajadores.


La medida, incluida en el Plan de Choque para el Empleo, pretende paliar las consecuencias que las situaciones de confinamiento generan en la actividad de las empresas y de los autónomos, han indicado desde el departamento que dirige Ana Carlota Amigo que reconoce que las consecuencias afectan de forma especial a los trabajadores por cuenta propia ya que pueden verse obligados a suspender su actividad como consecuencia del confinamiento. "De ahí que para este colectivo la ayuda se extienda tanto a las necesidades de conciliación como a las situaciones de incapacidad temporal por aislamiento o contagio", explican las mismas fuentes.

Según han recordado las mismas fuentes, Empleo convocó en mayo otra línea de ayudas con una cuantía de hasta 3.500 euros por trabajador destinada a financiar los contratos temporales con cláusula específica de interinidad para cubrir sustituciones de personas que han causado baja temporal por enfermedad o reducido su jornada por necesidades de conciliación con motivo del COVID-19.