Y Felipe González dijo … “Nadie me manda callar”

Origen de la palabra socialismo ( foto

 Nacimiento: Se cree que el primero en emplear la palabra “socialismo” (Doctrina política y económica que propugna la propiedad y la administración de los medios de producción por parte de las clases trabajadoras con el fin de lograr una organización de la sociedad en la cual exista una igualdad política, social y económica de todas las personas) fue Ferdinando Fachinei, siglo XVIII. Fachinei era un religioso italiano nacido en 1725, siendo un verdadero sabio de la época, con una intensa vida. Al parecer, en 1766 aludió al socialismo como la doctrina de los que defendían el contrato social como el fundamento de la organización social. Angelo Fachinei aludió a este concepto cuando acusó de ser socialista a Cesare Beccaria, autor de la fundamental obra De los Delitos y las Penas (1764), donde separaba el delito del pecado, replanteando la diferencia entre el bien y el mal combatiendo la moral tradicional, y defendiendo fundamentales reformas judiciales. En realidad, Beccaria no habló nunca de las reivindicaciones de los humildes y trabajadores, pero sí del delincuente condenado, planteando aspectos fundamentales en relación con la violencia que se ejercía hacia los condenados, la tortura y la pena capital. Pero sus ideas provocaron fuertes críticas, como la aludida de Fachinei. Unos decenios después, el religioso Appiano Buonafede (1716-1793) también hizo hincapié en este concepto. Así pues, socialismo tenía una connotación harto negativa

 El concepto moderno de socialismo no nació hasta el siglo XIX entrados los años treinta. Nace en Gran Bretaña y Francia, patria de la Revolución Industrial y de las primeras críticas a sus consecuencias sociales, y la otra  cuna de intensa tradición de intelectuales críticos con la realidad social. El término surgió en el momento histórico preciso, cuando Europa estaba cambiando, fruto, tanto, de las revoluciones liberales-burguesas, como de las industriales, por la generación de clases en la sociedad con nuevos problemas.

 Pero esto era antes... ahora el socialismo se llama sanchismo.

                          Sanchez le pilló el punto a la TV, es capaz de (así hacia Fidel Castro) estar horas delante de la cámara, sin mover musculo y sin decir nada. Su TV, antes de todos, sostenida con los impuestos de los españoles.  Está a las órdenes del caesare. Pone tesón en que la UE nos de dinero… pero no les explica en que lo va invertir. Por lo cual las manos del gigante europeo, están prietas. Mientras Iglesias, mantiene las riendas, con los batasunos, los inde, los anti, ERC, las mareas… para eliminar el primer borrador y donde digo… ahora es diego. ¿Qué desean? defenestrar el ESTADO DE BINESTAR, nacido de la reconciliación entre las dos Españas.  Me dan temblores de miedo, creer que España terminará como Grecia. Un país en ruina económica, donde, los  votantes del Social-comunista Tsripas, ex-presidente griego. Los trabajadores actualmente cobran la mitad la mitad de lo que cobraban, trabajando el doble de horas.

Felipe ex Presidente de España, argumentó la deriva del PSOE, los amigos peligrosos de Sanchez, que llevan a la nación como un cayuco, en medio de aguas turbulentas del Océano… a la deriva, y la señora Adriana Lastra, no dudó en mandar callar a los “viejos” “Es la hora de los jóvenes”  Se nota que no es leída, el saber en la historia, está en manos de ancianos, aportan sabiduría, experiencia y buen hacer, la juventud es un sarpullido primaveral… Recurrir a la edad, es propio del ignaro/a carente de argumentos.

 A Lastra le falta sentido de estado, saber, hacer dialogo. De lo contrario no faltaría al respeto a uno de los gobernantes más importantes que ha tenido España, con sus luces y sombras… Le tocó lidiar toros de afilados cuernos.  Época dura y dificilísima (guerra sucia dentro y fuera, chapuzas, casinos, roldanes, amedos, visas)… Tiempos convulsos, años de plomo de la ETA.

 Todo aquel ruido, se  olvidó, el español es muy frágil de memoria.  Hoy se pacta con BILDU, se blanquea la ETA (dejó  900 asesinados y miles de personas sufrieron en sus carnes el terror) Resulta cuando menos inmoral, el fin es sacar adelante PGE con la izquierda radical, más radical.

Estos PGE, si se firman, que se firmarán, llevan España a la ruina, a ser ingobernable, a la desigualdad social, a terminar con la clase media.  Para finalmente dar  verduguillo a la Democracia, mientras se socava la monarquía, y el Régimen del 78 finiquitado.

La historia juzgará a Sanchez y sus socios de gobierno. ¡Pobre España!

google)