Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021

La concertada rechaza en Valladolid la 'Ley Celaá' por restringir libertades y desmantelar la pluralidad educativa

Más Plurales ha convocado una protesta similar en Salamanca el próximo miércoles, 1 de diciembre
Manifestantes frente a la Delegación del Gobierno en Valladolid - Más Plurales

Centenares de personas ha mostrado en Valladolid su rechazo a la nueva ley de Educación, 'ley Celaá' que pretende restringir libertades sociales, desmantelar la pluralidad educativa y agredir la libertad de conciencia en favor de la "imposición" de una ideología laicista "impropia" de un Estado no confesional.

Así lo han manifestado desde la Plataforma Más Plurales en Castilla y León durante la concentración que se ha desarrollado esta tarde en la Cúpula del Milenio y que forma parte de una serie de concentraciones que se están llevando a cabo por toda la Comunidad en señal de protesta al proyecto de ley orgánica educativa que lidera la ministra Isabel Celaá.

Los participantes han ido llenando, poco a poco, la zona más próxima a la Delegación del Gobierno. Personal docente, no docente, alumnos y padres de centros concertados y especiales de Valladolid portaban globos y lazos naranjas y carteles donde se podían leer lemas como 'Stop a la ley Celaá', 'Se vende la libertad de elección' y 'Más libres, más plurales, más iguales'.

Durante la concentración, que se ha llevado a cabo respetando las medidas de seguridad de distancia y mascarilla, se han oído gritos como 'No a la Lomloe', 'Queremos libertad' y 'Concertada sí, Especial también'.

Entre los participantes también han mostrado su apoyo a estas reivindicaciones el portavoz del Grupo Popular de las Cortes, Raúl de la Hoz, la procuradora y portavoz del Grupo Parlamentario ciudadanos Marta Sanz, el presidente provincial del PP de Valladolid y consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta, Jesús Julio Carnero y el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar.


Durante la concentración, el portavoz de 'Más Plurales' en la Comunidad, Leandro Roldán y una representante de la confederación de asociaciones de padres Concapa, Ángela Merino, han leído un manifiesto con el que ha querido dar "voz" a los más de 100.000 alumnos que forman parte de la educación concertada de Castilla y León y a los 10.000 trabajadores, docentes y otros profesionales que cada día, ha asegurado, "se dejan la piel" para educar a las futuras generaciones del país.

Así, considera que no es tiempo de hacer leyes, de modificar "innecesariamente y a capricho" una ley sin, en su opinión, escuchar a los expertos de educación y sin el "mínimo" consenso social y político.

"No es tiempo de aprobar una ley que se hace con nocturnidad, porque no podemos quejarnos ni salir a la calle, no podemos expresar nuestra voz ni poner de manifiesto nuestros derechos fundamentales. Una ley que no garantiza los derechos fundamentales de la libertad, de la libre elección de centro educativo y que pone en riesgo el derecho fundamental a que nuestros alumnos se eduquen en un sistema plural, en el que todos tengamos cabida", ha continuado.