Advertisement
Domingo, 17 de enero de 2021

El ‘método Huerta’ del Peñaranda ya tiene sus primeros frutos: los entrenamientos al aire libre dan puntos

El campeón del mundo de Kickboxing lleva parte de la parcela física del conjunto morado en esta temporada y las restricciones por el coronavirus han provocado que tenga que trabajar con la plantilla en Nícar

Richard Huerta hace el gesto de los tres puntos cosechados en el derbi del pasado sábado / Carlos Cuervo

El ‘método Huerta’ del Peñaranda ya tiene sus frutos: los entrenamientos al aire libre dan puntos, puesto que el bando dirigido por Peque logró el primer triunfo de la temporada el pasado fin de semana al remontar al filial del Salamanca UDS (2-3) en duelo que tuvo prácticamente de todo en Las Pistas. 

El campeón del mundo de Kickboxing lleva parte de la parcela física -Andrés García es el preparador- del conjunto morado en esta temporada y las restricciones por el coronavirus han provocado que tenga que ponerse manos a la obra con la plantilla en Nícar. Así, el luchador local aseguró que “a raíz de la medida que tomó la Junta de cerrar los gimnasios por los contagios no quedó otra que acatar la norma. Al permitirse la práctica al aire libre no tuvimos más remedio que sacar las pesas a la calle para los chicos del Peñaranda y poder trabajar la fuerza lo mejor posible dentro del objetivo marcado”.


“Creo que de momento está saliendo bien y los jugadores empiezan a notar el plus que da dicho tipo de entrenamientos y a este ritmo pronto tendremos alegrías”, indicó Huerta a SALAMANCA AL DÍA la pasada semana a escasos días de que se produjera el primer +3 de una atípica campaña. No obstante, Richard espera que dicha situación no se prolongue mucho en el tiempo: “Ojalá se solucione todo y podamos volver a entrenar en mi centro o en el gimnasio de Peñaranda, que también ha tenido que cerrar”.

En definitiva, la plantilla ahora mismo va como un avión y ya se vio cómo superó con físico, coraje y fútbol a un Salamanca UDS ‘B’ al que los del Luis García le dieron una sorpresa. Además, el fin establecido durante la 2020/2021 es el de la salvación para un club que logró el ascenso desde la Regional de Aficionados hace pocos meses. 

Fotos: Carlos Cuervo