Mundo rural

Montejo de la Vega de Serrezula (Segovia). Foto de Santiago Bayón Vera

Las vías pecuarias son bienes de dominio público cuya titularidad ostentan las Comunidades Autónomas conforme a la Ley 3/1995, de 23 de marzo, de Vías Pecuarias.

La red forma un extenso entramado de rutas ganaderas, con unos 125.000 km de longitud y 400.000 ha de superficie aproximadamente. En muchos casos se encuentran intensamente alteradas debido al intrusismo, afecciones vinculadas a infraestructuras, desarticulación por planeamiento urbanístico y otras causas, como presencia de escombreras y vertederos.

Su interés, más allá del uso pecuario prevalente, se relaciona con su valor ecológico, históricocultural y turístico recreativo. La Red Nacional, creada por la citada Ley, integra las cañadas y aquellas otras vías pecuarias que garanticen su continuidad, cuando discurran entre dos o más Comunidades Autónomas.