Miércoles, 25 de noviembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Liga 20/21 se estrena en el Francisco Mateos con sequía de goles y de ocasiones claras

Ciudad Rodrigo y Villaralbo se mostraron firmes atrás y ninguno fue capaz de perforar la portería rival

Las ganas que había de retomar la competición futbolística oficial tras 8 meses y medio de parón no se tradujeron en goles en la tarde del domingo en el duelo entre el Ciudad Rodrigo y el Villaralbo en el Francisco Mateos, quedándose sin estrenar el marcador, algo que había ocurrido por última vez en este lugar hace menos de un año, el lunes 9 de diciembre de 2019, cuando los mirobrigenses también firmaron ‘gafas’ ante el Mojados en el regreso de Aris Marcos al banquillo.

Para encontrar un empate de los mirobrigenses en su primer partido liguero en casa hay que remontarse 4 temporadas (al 1-1 cosechado frente al Universidad de Valladolid en la 2016/2017); y una temporada más atrás, a la 2015/2016, en 3ª, para una igualada en la primera jornada liguera (el 2-2 frente a La Bañeza). Aquel año de 3ª había sido la última vez que el Ciudad Rodrigo no había logrado marcar en su estreno liguero en casa (0-3 frente a la Gimnástica Segoviana), mientras que hay que remontarse más de una década, a la temporada 2009/2010, para encontrar la vez anterior que el Ciudad Rodrigo había estrenado la liga con un 0-0, cuando lo firmaron frente a la Ponferradina B en el Francisco Mateos.

Dejando las estadísticas históricas a un lado, que sirven poco más que para la curiosidad, lo más destacado de la tarde dominical en el Francisco Mateos fue que no solo faltaron los goles, sino también las ocasiones, que fueron escasísimas, y ninguna de peligro extremo. Las escasas que hubo llevaron la firma del Ciudad Rodrigo, porque el Villaralbo ni disparó entre los tres palos, empezando a dar por bueno el empate cuando todavía quedaba media hora larga para el final.

Precisamente, el Ciudad Rodrigo intentó volcarse en el último tramo, con el Villaralbo únicamente pendiente de fabricar alguna contra, pero hubo más ansiedad que claridad en los locales, y el numeroso público congregado en el Francisco Mateos se quedó sin poder cantar el primer gol de la temporada. Hay que recordar que el siguiente partido en casa de los mirobrigenses no será hasta dentro de un mes, el fin de semana del 19 y 20 de diciembre, frente a la Bovedana.

Lo mejor para el Ciudad Rodrigo de esta primera jornada (una vez cosechado el 0-0) son el resto de resultados de su subgrupo de Regional, ya que sólo otro de los 3 partidos acabó en victoria de un equipo, conseguida por uno de los dos recién ascendidos de la categoría, el Real Salamanca Monterrey, frente al Benavente.

ASÍ FUE EL PARTIDO

Quizá por la responsabilidad que tenía el Ciudad Rodrigo de hacerse con la victoria cumpliendo con su papel de favorito, y porque el Villaralbo no tenía nada que perder (todo lo que sacase le venía bien, porque además hasta última hora no ha cerrado su plantilla), los zamoranos salieron muy cómodos al partido, plantándose bien sobre el campo en el tramo inicial, lo que provocó que el Ciudad Rodrigo no desplegase su juego con comodidad.

De este modo, el Villaralbo pisó alguna vez el área de Pepo en el tramo inicial (lo más ‘claro’ que sacaron fue un remate de chilena sin peligro alguno), antes de que pasado el cuarto de hora el Ciudad Rodrigo recuperase sensaciones, aunque el partido no llegó a tener un dominador claro en la primera parte, salvo dos breves fases donde los locales sí llevaron algo más la voz cantante.

El Ciudad Rodrigo no tuvo una primera opción hasta el 18’, con un remate de Alberto García desde la frontal, pero éste se fue muy desviado. Sí tuvo más peligro en el 29’ un saque de falta lejanísimo de Maza hacia el área, que remató Pablo Pérez, atrapándola el portero, que casi la pifia poco después en otra acción que le pilló adelantado, cogiendo por los pelos el balón bombeado que envió un jugador mirobrigense desde su propia frontal.

En los minutos siguientes, evitó sustos la defensa mirobrigense, por ejemplo en una jugada que ganó en velocidad Adrián Gallego a un rival desbaratando una contra, o dos pases peligrosos en las inmediaciones del área que cortó Pablo Pérez. El primer tiempo se cerró en el 47’ con una buena jugada local que concluyó Alberto García con un fuerte disparo que repelió el portero.

El Villaralbo volvió prontísimo al césped para iniciar la 2ª parte, que sí fue controlada casi por completo por el Ciudad Rodrigo, que salió mirando arriba, pero un tiro de Javi Moríñigo que podía haber entrañado peligro lo bloquearon a medio camino, y otro de Alberto García se perdió. La ocasión más clara de este tramo, en el 61’, fue en una acción en la cual Alberto García envió el balón desde la derecha del área hacia una posición centrada, donde la remató Pablo Pérez, salvándola el guardameta.

A partir del 64’, se inició el carrusel de cambios, lo que hizo que el partido se fuese jugando a fases entre sustitución y sustitución. Si ya desde el regreso del descanso parecía que el objetivo principal del Villaralbo era no encajar, la situación se confirmó con el ritmo que tuvo a la hora de abandonar el campo su primer jugador sustituido. De este modo, el Ciudad Rodrigo llevó la batuta de todo lo que quedaba de partido, intentando darle velocidad y mirar hacia arriba, teniendo que esmerarse la defensa eso sí para evitar sustos atrás en balones aislados que sobrepasaban el medio del campo.

Tras un disparo de Maza lejano que se marchó alto y una buena contra en la que acabaron por quitarle el balón a Alberto Martín, el Ciudad Rodrigo tuvo tres opciones más o menos claras en el último cuarto de hora. En el 76’, Maza intentó el gol olímpico sacando rápido un córner aprovechando que el guardameta estaba fuera de su portería, pero un defensa despejó el balón de cabeza. En el 88’, tras una jugada larga, le quedó el balón a Sergi en la frontal en una óptima posición para disparar a reventar (había eso sí algunos rivales en la trayectoria hacia la portería), pero le dio mal y se marchó alta.

Y como última opción local, en el 92’, hubo tras un saque de esquina una opción de remate ‘similar’ a la de Sergi, que en este caso ejecutó Pablo López, encontrándose el balón con un rival por el camino de tal modo que se marchó de nuevo a córner. El partido se cerró con una aproximación visitante que Pablo Pérez mandó a córner, cuyo saque lo atrapó Pepo, intentando poner el balón en juego rápido para generar una contra, pero el árbitro pitó el final en ese instante, para enfado de los mirobrigenses.

/ZONA MIXTA/

El técnico mirobrigense Aris Marcos apuntó que “no hemos realizado el partido que me hubiera gustado”, explicando que “hemos luchado y trabajado”, pero estando “muy imprecisos; demasiadas ganas de hacer las cosas bien y en ciertas fases bloqueo mental”. El técnico expresa que “estoy contento con el trabajo y esfuerzo de mi equipo”, resaltando que “siempre es bueno empezar con la portería a 0 y sacar al menos un punto”.

Realizando una reflexión general, Aris Marcos se muestra “feliz” por “poder vivir un partido de liga con mis jugadores después de 8 meses”, considerando de hecho que “este fin de semana no hubo derrota ni empates; todos los equipos ganamos al poder jugar después de 8 meses tan duros”.

Ver más imágenes: