Martes, 1 de diciembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Concedidas subvenciones para que la fibra óptica llegue a las 5 localidades de El Rebollar

Los proyectos para la mejora de Internet en estas localidades correrán a cargo de Telefónica

Cinco municipios de la comarca de Ciudad Rodrigo, todos ellos pertenecientes a la subcomarca de El Rebollar, verán mejorada en un plazo máximo de dos años su cobertura digital, gracias a las nuevas subvenciones concedidas por la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España para la extensión de redes de fibra óptica para internet de 300 Mbps o más en el medio rural, dentro del denominado ‘Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación’.

En concreto, estas subvenciones se conceden a operadores privados de telecomunicaciones que han presentado proyectos para el despliegue de redes de internet de nueva generación en las 9 provincias de Castilla y León. En lo que respecta a la provincia de Salamanca, la tarea ha sido adjudicada a Telefónica de España S.A., al igual que ocurre en las provincias de Burgos, Segovia y Soria (de las otras provincias de la Comunidad se encargará Adamo Telecom Ibérica).

Según la resolución dictada en los últimos días por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, en total se verán beneficiados de estos proyectos 892 localidades de Castilla y León, 5 de ellas como decíamos al principio de la comarca mirobrigense: Navasfrías, El Payo, Robleda, Peñaparda y Villasrubias. Cada una de esas localidades recibirá cobertura de red capaz de dar velocidad de 300 Mbps o más, mejorando de este modo su cobertura de Internet. El plazo para ejecutar los proyectos finaliza el 31 de diciembre de 2022.


Para su desarrollo, las subvenciones concedidas ascienden a un total de 19,5 millones de euros (cofinanciados por la Unión Europea mediante Fondos FEDER junto a aportaciones estatal y autonómica). Estas subvenciones equivalen al 70% del coste de los proyectos, y se conceden, según explica la Junta, porque, al tratarse en su mayoría de zonas rurales, a los operadores de telecomunicaciones les “resulta muy difícil conseguir rentabilidad suficiente sin la aportación de fondos públicos”.