Martes, 24 de noviembre de 2020
Bracamonte al día

Incontestable victoria 2-3 del CD Peñaranda ante el Salamanca UDS B

El conjunto morado se impuso en un partido en el que hubo de todo
La primera victoria de Tercera División se hizo esperar, pero no pudo tener mejor sabor de boca. Un CD Peñaranda supo remontar la expulsión de Jorge Mateos y el 2-0 del descanso, para llevarse los tres puntos en el feudo del filial del Salamanca UDS
 
El partido comenzó de manera conflictiva, ya que a los ocho minutos del pitido inicial una contra de libro del Salamanca UDS ‘B’, dejaba solo a Amis frente a Pipo. Jugada que se resolvería con el penalti de Jorge Mateos trabando al punta dentro del área, y la discutible expulsión del jugador visitante. El propio Amis, con mucha sangre fría, adelantaría a los locales, con el gol sobre los once metros.
 
El cuadro de Peque Bárez no se amilanó pese a la inferioridad numérica y de marcador, y cuatro minutos después reclamó un penalti por manos en un disparo en el área del capitán, Mario. Acción que desestimó el colegiado pese a las quejas de jugadores y aficionados peñarandinos. 
 
Asimismo, el conjunto local agrandó el marcador justo antes del descanso. Willy controló un balón
en campo contrario y, desde treinta metros, soltó un tremendo zapatazo que dejó helada a toda la afición morada con el 2-0.
 
A la vuelta de los vestuarios, hubo minutos de desconcierto donde ninguno de los equipos pudo controlar el juego y las ocasiones. No sería hasta la entrada de Javi Sánchez y Dani De Frutos que el partido cambiaría su hoja de ruta. 
 
Dos minutos después del doble cambio del CD Peñaranda, Aitor Haro recogía un balón aéreo y con una formidable volea batía a Mike, acercando al cuadro visitante en el marcador. 
 
La valentía morada no quedó ahí, ya que cuatro minutos después el recién ingresado en el campo, Javi Sánchez, se colaba entre la zaga local y se plantaba solo ante Mike, empatando el choque a dos (2-2). Una remontada que se consumaría minutos después con un centro medido de Lolo, que remataba Edu y ponía la locura en toda la afición morada (2-3).
 
Los pupilos de Peque Bárez se van al descanso de la mejor manera posible, con una victoria heroica y una moral por las nubes, tras una remontada merecida.