Sábado, 28 de noviembre de 2020
Ledesma al día

El Puente Mocho, un lugar con mucha historia para visitar en la comarca de Ledesma

Una construcción que deja huella de lo que fue una ruta ya utilizada en tiempos romanos
Puente Mocho de Ledesma (Salamanca). - EUROPA PRESS

La villa de Ledesma, al norte de la provincia de Salamanca, ha sido a lo largo de la historia un cruce de caminos y una localidad que, con mayor o menor incidencia, ha sido referente en su comarca y las limítrofes.

A unos tres kilómetros de su patrimonial casco histórico, se encuentra el Puente Mocho, una construcción que deja huella de lo que fue una ruta ya utilizada en tiempos romanos y que tuvo gran importancia en época medieval.

Por ella, hasta la llegada de nuevos trazados con asfalto y de los vehículos a motor, fue habitual ver comerciantes a lomos de caballos y en carros, quienes utilizaban esa calzada empedrada que comunicada la villa con tierras zamoranas.


Esta construcción del Puente Mocho, entre encinas y grandes piedras y con numerosas modificaciones desde su origen, permite salvar las aguas del arroyo Cañedo y dejar una estampa en la que armónicamente cohabitan la huella humana y el entorno natural.

El puente llama la atención por su robustez y permite seguir un sendero por fincas dedicadas a la explotación ganadera, por lo que es habitual ver en ellas vacas alimentándose.