Sábado, 28 de noviembre de 2020

Pontevedra – Salamanca UDS: ganar y cambiar el chip… o asomarse al precipicio

Sergio Egea se encuentra en el alambre tras el mal inicio de Liga y un resultado negativo en Pasarón podría ponerle contra las cuerdas

Puma celebra un gol en uno de los entrenamientos de la semana

Momento de no fallar para el Salamanca UDS. Partido muy complicado en Pontevedra (domingo, 17:00 horas) para ganar y respirar aliviado o asomarse de manera preocupante al precipicio tras las primeras 5 jornadas de Liga. Sergio Egea se encuentra en el alambre tras el mal inicio de Liga y un resultado negativo en Pasarón podría ponerle contra las cuerdas frente a un Manuel Lovato que se caracteriza por ser una auténtica trituradora de entrenadores en los últimos años.

El técnico argentino no atraviesa por su mejor momento y su rueda de prensa fue el fiel reflejo de ello, puesto que al ser preguntado por las prisas y urgencias en un formato de competición tan corto, el argentino se levantó y se marchó, un hecho extraño en una persona con un cáracter tranquilo y sereno como él. Además, el plantel charro acumula dos perdidos seguidos perdiendo y solo 3 de 12 puntos posibles, mientras que su rival aún no sabe lo que es perder al ocupar el segundo puesto de la tabla. 

Por otro lado, Egea se está estrujando los sesos en busca del mejor sistema y alineación para el Salamanca UDS y probó con Fran DeLorenzi en el medio, abandonando su puesto de central, lo que podría ser la gran novedad de la semana para la cita en tierras gallegas ante un equipo muy rodado y que cuenta con jugadores de mucha calidad como Imanol García, Charles o Rufo, entre otros. Los blanquinegros que no llegarán al duelo serán Amaro, Nacho y Arroyo por lesiones y problemas de papeleo, mientras que Clay, Duma y Ernest se cayeron de la lista por decisión técnica; Elías, Sepúlveda y Luis subieron desde el filial. Romay apunta a baja local. 


De este modo, el bando del Helmántico tendrá que poner los cinco sentidos en el campo y estar muy ordenado para evitar que el Pontevedra dé rienda suelta a su talento, con especial vigilancia a los centros laterales que tanto daño están haciendo a los salmantinos y a las transiciones rápidas. El choque oculta mucho más de lo que pueda parecer en un principio y puede ser un punto de inflexión en este curso… para bien o para mal