Miércoles, 25 de noviembre de 2020

Portugal, al borde del colapso de los cuidados intensivos, enfrenta el pico de la segunda ola

Las unidades de cuidados intensivos tienen una ocupación media del 84%

Reunión de expertos y Gobierno celebrada el 19 de noviembre/ Foto: PRESIDÊNCIA DA REPÚBLICA

Portugal se prepara para alcanzar el pico de la curva de esta nueva ola de contagios de COVID-19, que se produciría entre los días 25 y 30 de noviembre, según prevén los expertos que asesoran al gobierno portugués.

Esta afirmación fue realizada tras la última reunión mantenida ayer por epidemiólogos y otros especialistas con miembros del ejecutivo y con el presidente de la República en la sede de INFARMED en Lisboa, con el fin de analizar la situación epidemiológica en Portugal y tomar nuevas medidas.

João Gouveia, presidente de la Coordinadora de Servicios Intensivos, adelantó que durante el pico se esperan superar los 7.000 contagios diarios, aguardando la peor fase respecto a fallecimientos hacia la segunda semana de diciembre, cuando los expertos calculan que se producirán de 95 a 100 muertes diarias.

En general, la ‘segunda ola’ está afectando al país más que la primera.

“El índice de contagios, la denominada ‘R’, se ha mantenido por encima de 1 durante los últimos ochenta días”, afirmó João Gouveia, uno de los expertos escuchados ayer por Marcelo Rebelo de Sousa y António Costa en la reunión en la sede de la Autoridad Nacional del Medicamento y los Productos de Salud, I.P. (INFARMED).

Preocupa mucho el impacto en el sistema hospitalario. Actualmente, el sistema nacional de salud tiene una media del 84% de las camas UCI ocupadas, siendo entre el 85 y el 90% en las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto. Las unidades de cuidados intensivos constituyen el gran punto flaco en la respuesta sanitaria portuguesa a la COVID, dentro de la debilidad general de su sistema sanitario.

“No tenemos recursos para todos, podríamos no poder recibir a todos los que lo necesiten” dijo el presidente de los intensivistas portugueses, João Gouveia.

Precisamente para garantizar una respuesta a todos los eventuales pacientes covid, en varios hospitales del país están aplazadas las cirugías que no sean urgentes y cuyo posoperatorio precise de ingreso hospitalario.

En la citada reunión en INFARMED se comunicó que se conoce el origen de aproximadamente un 40% de los casos de contagio en Portugal, atribuyéndose al entorno familiar el escenario donde mayoritariamente se producen.

Portugal estableció en 240 casos por 100 mil habitantes el límite para considerar un concejo como de riesgo de transmisión elevada e imponer en él medidas más restrictivas dentro del estado de emergencia vigente en el país desde el 9 de noviembre.

En este momento, alrededor de 200 de los 308 municipios del país superan esa cifra, por lo que las medidas más restrictivas afectan a 8,6 millones de personas, el 85% de la población. Entre esas normas, está la prohibición de circular por la vía pública o salir del municipio a partir de las 13:00 horas durante los fines de semana, así como bares y restaurantes también obligados a cerrar a esa hora.  


Se ha dividido en tres categorías el alto índice de contagios, considerándose de riesgo extremo los municipios que superen los 960 casos por 100 mil habitantes; de riesgo muy elevado los que se encuentren entre los 480 y los 960 casos; y de riesgo alto los que tengan entre 240 y 480 casos.

Actualmente, 28 municipios (concejos) superan los 960 contagiados por 100 mil habitantes. De ellos, muchos rondan los tres mil casos.

Con una primera ola relativamente benévola, excluyendo las áreas industrializadas de la región norte y la Gran Lisboa, durante la cual se llegó a hablar del “milagro portugués” en relación a la gestión de la pandemia, en aquel momento muchos concejos del interior y las islas lograron pasar con ninguno o poquísimos contagios.

Esta segunda ola constituye realmente la primera para algunas comarcas del centro e interior del país y les está batiendo con particular virulencia. La mayor parte de las veces, los números se ven incrementados en estas zonas por los brotes que aparecen en residencias de mayores.

La renovación del actual estado de emergencia, vigente desde el 9 de noviembre y hasta el día 23, ha sido aprobada hoy viernes por el Parlamento portugués con el apoyo del principal partido de la oposición, pero con un menor consenso que el conseguido que hace 15 días.

El estado de emergencia se alargará hasta el próximo 8 de diciembre. Tras la reunión del Consejo de Ministros de esta tarde, será formalmente comunicada al país por el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa.  

Rebelo de Sousa ya advirtió ayer a la salida de la reunión de INFARMED que a los portugueses les esperan “varios meses de restricciones profundas”, cuya consecuencia obligará a “sucesivas renovaciones del estado de emergencia”.

“Toda la situación del país es compleja y grave” admitió la ministra de Sanidad, Marta Temido, que avanzó que para tratarla se seguirá la misma metodología aplicada a nivel internacional, aludiendo, presumiblemente, a confinamientos más intensos.

BOLETÍN EPIDEMIOLÓGICO COVID ACTUALIZADO A 19 DE NOVIEMBRE (DGS):

+ 6.994 nuevos casos en 24 horas (un total acumulado de 243.009)

+ 69 fallecidos en las últimas 24 horas (3.701 total acumulado de muertes)

34 hospitalizados menos (hay 3.017 pacientes hospitalizados actualmente)

+ 26 nuevos ingresos en UCI (458 pacientes en UCI en total)

+ 4.222 recuperados más en 24 horas (un total de 157.924)