Miércoles, 25 de noviembre de 2020

Suárez (Cs) pide a la Junta "un cambio de rumbo que empiece por escuchar a todas las personas" afectadas por la pandemia

"Si hay restricciones, tiene que haber inmediatamente apoyo a las familias afectadas, y si no se puede garantizar, pues tal vez haya que buscar otras medidas"

La primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Salamanca y líder del Grupo Municipal de Ciudadanos, Ana Suárez, ha pedido a la Junta de Castilla y León "un cambio de rumbo" en su gestión de la pandemia, "un cambio de rumbo que empiece por escuchar a todas las personas que se están viendo afectadas por esta situación".

Según sus palabras, ante la adopción de nuevas medidas, "tienen que tenerse en cuenta desde muchas perspectivas, pero desde muchas perspectivas, no solamente desde una perspectiva sanitaria, sino también desde una perspectiva económica".

"Yo no voy a decir si tiene que haber más o menos restricciones, lo que sí que voy a decir es que si hay restricciones, tiene que haber inmediatamente apoyo a las familias afectadas, y si no se puede garantizar ese apoyo, pues tal vez haya que buscar otro tipo de medidas", ha continuado.

Ana Súarez, responsable del área de Familia, Igualdad de Oportunidades y Oficina de Bienestar Social en el consistorio salmantino, ha destacado que se están dando "situaciones dramáticas" por los efectos aparejados a la pandemia como la pérdida de empleo o cierres de negocios.


"Tenemos claro que no podemos contar con el Gobierno de España, yo creo que ya no merece la pena darle más vueltas, tenemos un gobierno que en estos momentos está más preocupado en blanquear proetarras", ha dicho en una intervención en la que ha añadido que, ante esta situación, es "fundamental" poder contar con la Junta. "Solo les tenemos a ellos", ha apostillado.

Por ello, tras recordar que el actual presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, fue alcalde de Salamanca y con él compartió corporación durante la anterior legislatura, ha manifestado que, como "consecuencia de esos años", está convencida de que "le importa la gente".

"Así que si desde el Gobierno de la Junta de Castilla y León, decide cambiar el rumbo hacia donde vamos, que me temo que es el precipicio, desde luego podemos asegurar que pueden contar con nosotros, que pueden contar con todo nuestro apoyo, porque los servicios sociales necesitamos ese cambio de rumbo ya para que nadie se quede atrás", ha puntualizado.