Miércoles, 25 de noviembre de 2020
Béjar al día

Las 9.000 firmas en defensa del hospital de Béjar serán entregadas a la Consejera el 15 de diciembre

La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de Béjar y Comarca se reúne con agentes sociales y representantes políticos para recabar apoyos para el regreso de los servicios al hospital de Béjar

 

Continúan las concentraciones de los miércoles ante el hospital Virgen del Castañar de Béjar

Un miércoles más un centenar de bejaranos y comarcanos siguen concentrándose los miércoles ante la puerta del hospital, para exigir que las autoridades cumplan con lo prometido hace ocho meses, cuando el hospital de Béjar fue desmantelado en plena pandemia.

La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de Béjar y Comarca informa que se han mantenido tomas de contacto con alcaldes y concejales de Béjar y comarca, así como con otros de comarcas limítrofes y también con el Presidente de la Cámara de Comercio e Industria y con diversas asociaciones y colectivos con el fin de ampliar la base social de esta plataforma. Además se ha acordado llevar la protesta ante el Gobierno autónomo con sede en Valladolid.

Cuando las condiciones sanitarias lo permitan, la plataforma tiene intención de reunirse con todos los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León para trasladarle las reivindicaciones y entregarle una carta a la Consejera de Sanidad acompañada de las firmas de las 9.000 personas que exigen un hospital en condiciones en Béjar. Las firmas recogidas para exigir que regresen al Hospital Virgen del Castañar los servicios de urgencias hospitalarias 24 horas y la planta de hospitalización serán entregadas el día 15 de diciembre.


La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública hace un llamamiento a todos los partidos políticos de la comarca y de comarcas vecinas, alcaldes y concejales para que impliquen a sus respectivos grupos parlamentarios con el fin de recuperar los servicios del hospital, recordándoles que en los últimos años se ha ido desmantelando, de forma progresiva, hasta perder servicios esenciales como paritorios, laboratorios, lavandería, cocina, archivos, etc. Y anuncian que seguirán con las concentraciones y trabajando para recabar el mayor número de apoyos posible.