Advertisement Advertisement
Domingo, 28 de febrero de 2021

¿Pontevedra es una final para Egea?

El periodista Carlos Cuervo comparte su opinión sobre el importante partido del domingo para el Salamanca UDS al tener que viajar a Pasarón con el posible futuro del argentino en juego

Sergio Egea dirige la sesión del martes del Salamanca UDS / Carlos Cuervo

¿Pontevedra es una final para Egea? Así, sin tapujos. Pregunta totalmente directa a quiénes leen estas líneas, ya que en los últimos días he empezado a ver cómo una creciente nube negra se cierne sobre la cabeza del técnico argentino tras el mal inicio del Salamanca UDS en una Liga muy importante para el futuro del club por el cambio de formato en la Segunda División B. Es decir, si el plantel blanquinegro cae en su salida a Pasarón, el arranque será pésimo con 3 de 15 puntos posibles. Unos números que no dan ni de lejos para la PRO. Hasta ahí, todos de acuerdo, ¿no?

Ahora, el problema vendría con el que pone la pasta, con el ‘presi’, el señor Manuel Lovato, ya que a nadie le sorprendería que el mandatario mexicano desatase su inmensa furia y pusiera de patitas en la calle a cualquiera, llámese Sergio Egea o Pep Guardiola, tras un nuevo varapalo en el campeonato doméstico, aunque sería irrisorio destituir a un entrenador por el que llevaba suspirando las últimas temporadas. Si quiere hacer saltar por los aires a su Salamanca, adelante; ya sabe lo que tiene que hacer. Decisiones así ya las tomó en el pasado y el resultado es conocido por todos: un circo a nivel nacional. 

Egea se ha equivocado en determinadas cosas desde que llegó a Salamanca, pero es un técnico preparado, consciente del lugar en el que está y un hombre con mano firme en el vestuario, algo que no se veía por estas tierras desde Antonio Calderón, otro con el que también se las tuvo tiesas el azteca durante la 2018/2019. Y yo lo que me pregunto es: ¿de qué serviría echar a Egea? De nada. Todos conocemos lo que es este club y el miércoles no habría otro tipo dirgiendo a la plantilla, ya le tocaría a Dueñas volver a vestirse de corto y es inviable, no porque no tenga talento, puesto que ya ha demostrado que es muy válido, si no porque ya no puede haber más cachondeos. 


Parece que ya nos hemos olvidado, pero el curso pasado desfilaron por el banquillo del Helmántico más entrenadores que aficionados por el estadio. Y tampoco dejen en el baúl de los recuerdos las multas… y eso que la competición se paró en marzo. Fue de locos. En definitiva, si el Salamanca se la lleva pegando años y siempre se hace lo mismo, que es echar al míster de turno, digo yo que igual es mejor darle tiempo al tiempo y ver qué pasa… Al final, Pontevedra no debería ser una final para Egea, pero sí un partido en el que cambiar la dinámica. Es un líder y tipo curtido capacitado para cumplir con el objetivo de la 20/21, aunque con Lovato nunca se sabe. Lo dicho, que Dueñas no se vaya muy lejos, porque en el reino de los ciegos, el tuerto es el rey...