Advertisement
Lunes, 18 de enero de 2021

“Castilla y León sabrá aprovechar las nuevas oportunidades que se presentan de cara a la recuperación verde”

Jornada online ‘La Energía en Castilla y León. Renovables y Redes: Oportunidades para la Industria y el Empleo’, organizada por el Club Español de la Energía (Enerclub), con el  patrocinio de Iberdrola

La jornada online “La Energía en Castilla y León. Renovables y Redes: Oportunidades para la  Industria y el Empleo”, organizada por el Club Español de la Energía (Enerclub), con el  patrocinio de Iberdrola, ha comenzado con la intervención de Arcadio Gutiérrez, director  general de Enerclub; Ángeles Santamaría, consejera delegada de Iberdrola España y Carlos  Javier Fernández, consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León. 

Para hablar sobre la recuperación económica verde, moderados por Santiago Aparicio,  presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León, han  participado: Alfonso Arroyo, director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León;  Luis Santos, alcalde de Astudillo (Palencia); Adolfo López, director de Planificación de i-DE de  Castilla y León, compañía distribuidora de Iberdrola; Santiago Arauzo, delegado de Elecnor en  Castilla y León; Juan Luis Pla, External Affairs Manager of Nissan España, y Alejandro Velasco,  responsable de Inversiones de la Sociedad Corporativa Agropal. 

Durante su intervención, Arcadio Gutiérrez indicó que Castilla y León es una región muy rica en recursos energéticos, netamente exportadora de electricidad, y con una red  de transporte y distribución que suministra con calidad y seguridad a otras regiones. También  destacó su desempeño en energías renovables, en eficiencia energética, y en la estrategia de  transición justa, apostando por un modelo energético “sostenible”. A su juicio, “esta región ha sabido  aprovechar las oportunidades de desarrollo industrial y empresarial que en los últimos años le ha ofrecido el sector energético y sabrá aprovechar también las nuevas oportunidades que se presentan de cara a la recuperación verde”. 

Para Ángeles Santamaría: “El Plan de Recuperación de la UE no busca solo sortear la crisis actual, sino relanzar la industria y preparar nuestro sistema productivo para la nueva economía mundial.  Para ello, Europa ha prefijado un marco que exige proyectos relacionados con la transición verde y  digital. En este sentido, una aceleración de la apuesta por las renovables, eólica y solar, y por la  digitalización de las redes eléctricas nos permitiría seguir reforzando el tejido industrial y la cadena  de valor en estos sectores. La ambición con respecto a las tecnologías no maduras, como el hidrógeno verde, no debería ser menor para promover, a través de la I+D, el desarrollo local de tecnología e  industria en torno a energías de futuro”. 

Carlos Javier Fernández destacó la posición de liderazgo de Castilla y León en el mapa energético nacional, con una producción de renovables un 40 % superior a la electricidad que consume la  Comunidad. La mayor potencia eólica instalada del país, casi 6.200 Mw, y primeras posiciones en  bioenergía, hidráulica y solar. Además, el 21 % de la potencia eléctrica renovable española está en  Castilla y León, un 50% más que la segunda Comunidad Autónoma que cuenta con un 14%. 

También se refirió a los recursos energéticos de la región (viento, sol y biomasa); a los profesionales  y empresas cualificadas; un mallado de red adecuada para la generación de renovables; un amplio  consenso social y político de apoyo a las renovables; una administración autonómica y local  colaboradoras y con experiencia de entidades como el EREN y SOMACYL. 

Sobre los retos a futuro, el consejero de Economía y Hacienda, citó: “obtener precios más bajos de la  energía, un mayor desarrollo del medio rural a través de sus recursos renovables y de una forma  sostenida; una mayor competitividad de nuestras empresas y profesionales en este sector; una  mayor rebaja de emisiones de CO2, y una administración más proactiva, eficaz y eficiente”. 


A continuación, tuvo lugar la mesa redonda en la que los ponentes dialogaron sobre las oportunidades que presenta la recuperación económica verde

Santiago Aparicio, moderador de esta mesa redonda, señaló que “la energía es un factor de  competitividad clave para muchas empresas y sectores industriales, la previsibilidad y estabilidad de  su precio resulta fundamental para facilitar la actividad empresarial sostenible”. Abogó por medidas  tributarias adecuadas, acortar los plazos de los procesos administrativos y disponer de una energía  competitiva en la que “tienen cabida todas las fuentes de energía”.  

Alfonso Arroyo destacó que Castilla y León, líder nacional en generación renovable, produce con  estas fuentes energéticas un 40% más de la electricidad que consume. “El auténtico reto de nuestra  transición energética es generar oportunidades allí donde el empleo se ha destruido”. “Las  Administraciones Públicas tenemos un papel relevante en el despliegue masivo de las renovables:  marcos normativos estables, agilidad en la tramitación de los proyectos, refuerzo en la comunicación  y labor ejemplificadora, son algunos de los deberes que nos corresponden”. 

Luis Santos se refirió a la condición de Astudillo como generador de energía eólica y solar. Los  parques eólicos han generado recursos económicos, puestos de trabajo, con más de 40 profesionales trabajando en su mantenimiento. Y, lo más importante, señaló, “ha generado población, una de las  preocupaciones principales de los pueblos”.  

Adolfo López indicó que desde i-DE “queremos incrementar y acelerar las inversiones para impulsar  la economía en un momento de crisis, contribuir a la recuperación industrial y del empleo nacional.  Promover inversiones específicas en redes eléctricas, destinadas a las actuaciones ordinarias de  mantenimiento, reposición y modernización, para aumentar su protección medioambiental y  complementar su digitalización y resiliencia. Avanzar en la digitalización y automatización de la red,  permitiendo su inteligencia y flexibilidad para integrar renovables, empoderar al consumidor y  facilitar la electrificación de la economía”. 

Santiago Arauzo señaló los empleos que generan las redes inteligentes, de gran cualificación técnica,  estables, distribuidos localmente por la región, contribuyendo así a aumentar la población en estas  zonas. “Todas las medidas que se apliquen para incentivar las inversiones en las redes de distribución,  generarán puestos de trabajo de calidad”, concluyó. 

Para Juan Luis Pla: “La electrificación de la movilidad es el camino para responder a la demanda de  la sociedad. El vehículo eléctrico colabora en el ecosistema eléctrico como elemento de suministro y  acumulación de energía”. Resaltó las oportunidades de nuevos modelos de negocio como la  recuperación y uso de baterías de segunda vida o los sistemas bidireccionales de recarga y descarga  de los vehículos, en un entorno de digitalización global. Necesaria una regulación “inteligente” y un  gran esfuerzo de comunicación a los ciudadanos. 

Alejandro Velasco señaló que “la energía está presente en todas las partes de nuestra cadena de  valor y de transformación”. El modelo de sostenibilidad de la Cooperativa Agropal une el interés de  los socios productores locales y de la cadena de valor. A la calidad y trazabilidad de las producciones,  se añade la constante mejora en la eficiencia energética de los procesos de transformación y puesta  en el mercado.