Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021

“Alquilar en Salamanca es difícil, y ahora con la pandemia la gente tiene cierto miedo” 

La pandemia dificulta aún más el acceso al mercado de la vivienda, ya de por sí complicado para los colectivos de personas inmigrantes y personas en situación de vulnerabilidad social
Usuarios de Salamanca Acoge en una de las actividades del Programa Abriendo Fronteras. Foto: Salamanca Acoge

Alquilar en Salamanca es difícil, además de caro. De hecho siempre ha sido difícil conseguir vivienda para el colectivo de personas que tenemos en la asociación”, nos explican desde Salamanca Acoge. El acceso al mercado de la vivienda, ya de por sí complicado para los colectivos de personas inmigrantes y personas en situación de vulnerabilidad social, es una de las principales trabas para los usuarios a los que apoyan desde esta asociación, con sede en el barrio Garrido. 

“Tenemos una bolsa de vivienda de aquellas personas que ofrecen su piso o habitaciones para alquilar, cuando llega alguien con el perfil desde la asociación hacemos de puente”, añadiendo otro efecto de la actual situación de pandemia sanitaria causada por el Covid-19. Y es que, “además de las dificultades con las que nos encontramos, ahora con la pandemia la gente tiene cierto miedo de a quién voy a alquilar la casa”.


Desde Salamanca Acoge se han propuesto “incentivar a la gente que tenga sus pisos vacíos o una habitación para que colaboren con nosotros y así ayudar a los colectivos de personas más vulnerables”. Alquiler de vivienda o habitación en el que, como señalan desde la asociación, es indispensable hacer contrato. 

“También por la pandemia hay gente que se ha quedado sin empleo y decide alquilar una habitación, pero si está subarrendando no puede hacer contrato, y esto es importante para la mayoría de los usuarios de la asociación”. 

Los propietarios de viviendas, lógicamente, quieren tener seguridad a la hora de cobrar el alquiler, algo que está garantizado porque el perfil de usuarios a los que ayudan dentro del programa de búsqueda de vivienda cuentan con ayudas al alquiler durante un periodo que suele rondar los seis meses.