Miércoles, 25 de noviembre de 2020
Ledesma al día

El Ayuntamiento de Ledesma acometerá un inversión de más de 95.000 euros en un Punto Limpio

Para acometer este proyecto, fruto del compromiso con el desarrollo sostenible y el cuidado del medio ambiente, se ha solicitado su inclusión en la convocatoria bianual de los Planes Provinciales de la Diputación 
Plaza Mayor de Ledesma

El equipo de Gobierno municipal de Ledesma ha elaborado el Plan Director de estrategia municipal para implementar en el municipio las infraestructuras necesarias de cara a la consecución de los ODS de la Agenda 2030, tal y como han explicado desde el Ayuntamiento, y con ese objetivo se ha encargado la redacción de un proyecto para dotar al municipio de un Punto Limpio.  

“La recuperación y la posterior reutilización y reciclaje se ha convertido en una cuestión primordial en la Unión Europea, no solo por factores medioambientales obvios, sino también por exigencias legislativas”, apuntan desde el equipo de Gobierno. Dicho proyecto se ha solicitado por el Ayuntamiento de Ledesma, dentro de la            convocatoria de los Planes Provinciales bianual para 2020-2021, a la Diputación Provincial. De los 95.220,37 euros a los que asciende la inversión, la Diputación aportará 89.507,15 euros y el resto será aportación municipal.  

El equipo de Gobierno “se encuentra firmemente comprometido con el desarrollo sostenible y el cuidado del medio ambiente. La creación de este punto limpio va a permitir que los ciudadanos participen activamente en la gestión de los residuos urbanos y da un paso más, para convertir la villa de Ledesma en un pueblo de                referencia, no sólo a nivel turístico, sino también como ejemplo de unos servicios básicos para el ciudadano de calidad y acorde con el tiempo en que vivimos”.


Este nuevo servicio municipal permitirá la separación de materiales contenidos en los residuos urbanos, poniendo especial atención en los peligrosos que pueden representar un riesgo y contribuyen a contaminar el medio ambiente; evitar el vertido incontrolado de los residuos voluminosos que no pueden ser eliminados  por los servicios convencionales de recogida de basuras; reciclaje y aprovechamiento de los materiales contenidos en los residuos urbanos que pudieran tener cierto valor, consiguiendo un ahorro de energía, de materia prima y de reducción del volumen de residuos; y gestionar cada tipo de residuo de la manera más óptima, consiguiendo el máximo valor de los materiales y el mínimo coste en la gestión global.