Viernes, 4 de diciembre de 2020

El mal fario de los años bisiestos

Los españoles de bien tenemos que hacer algo, no se puede consistir que los enemigos de España: golpistas, terroristas, comunistas-bolivarianos, dominen el país. Cuantas veces me pregunto si  el bisiesto 2020, desde las doce UVAS, nos dejó adormecidos, narcotizados,  anestesiados…  de ahí su excéntrica mala fama y que éste año se hizo cruel, segando la vida de 62000 personas..

 Puede, que las mujeres rememorando a lo que fueron sometidas por los supersticiosos romanos… se dijeran, nanay del paranay : Sí, lectores, era el mes de las fiestas lupercales (Obscena fiesta, que exaltaba el castigo, y rendía culto a Luperco y Lupeca) Los sacerdotes flagelaban las espaldas de las mujeres con correas llamadas “februmm”, para purificarlas y ofrecían sacrificios para aplacar la ira de Plutón, dios de los infiernos. Sosígenes, no contento con el desorden armado, murió de muy mal humor, tal vez sabía que el tiempo estaba enlazado, pero no domado. Sea como fuera, la mala fama persigue a los números pares.

Los romanos vinculaban febrero con los muertos: en ese mes celebraban las fiestas parentales (fiestas fúnebres de la Antigua Roma, festejadas todos los años del 13 al 21 de febrero en honor a los difuntos de una familia (parentes) y, a veces, de un país... Su calendario, instituido por el rey Numa Pompilio en el siglo VII A.C., tenía 355 días, y desde entonces, febrero tiene sólo 28. Julio César, más adelante, instauró el calendario que lleva su nombre, Juliano, con 365 días, y agregó un día extra a febrero cada cuatro años. Pero lo colocó, sin número ni nombre, entre el 23 y el 24. No fue hasta 1582, cuando el Papa Gregorio XIII instaló el calendario gregoriano, y  que el día de más se ubica en febrero, siendo el fatídico 29.

Desde entonces, los hechos desgraciados que acontecieron en los años bisiestos fueron remarcados por sobre otros. Aunque, el sentido común indica que para que ocurran  la peste, el calendario no debería tener mucho que ver. Pero ahí seguimos en el siglo XXI conservando las tradiciones y supersticiones: el coronavirus, tratado con mascarillas y aislamiento, igual que la peste negra ¡Y mira que pasaron siglos!

Con el arranque de este 2020, el Covid-19, se cobró la vida hasta noviembre de 62000 personas. La nómina, eriza la piel, y pone los bellos como escarpias. Cuesta resistirse a enumerar qué sucedió en otros bisiestos.

¿Recuerdan que William Shakespeare y Miguel de Cervantes Saavedra. Murieron en  bisiesto?

1616, día de luto en las letras universales. Ese año del siglo XVII registró la muerte de los dos mayores literatos de las lenguas inglesa y castellana, William Shakespeare y Miguel de Cervantes Saavedra. Se atribuye que ambos decesos tuvieron lugar el mismo día, el 23 de abril. Sin embargo, los ingleses, adoptaron el calendario gregoriano en 1725. Se regían por el juliano, cuando falleció Shakespeare. Por lo tanto, según la forma actual de calcular las fechas, en realidad murió el 3 de mayo.

La guillotina.

Poco más de un siglo después, 1792 en Francia, fue inaugurada una de las máquinas de matar más simbólicas de la historia: la guillotina. Probada con ovejas y cadáveres dejados en la morgue para investigación de la medicina. Se usó para acallar a disidentes políticos contra la monarquía de Luis XVI y Maria Antonieta de Austria.  No obstante bajo su filo, rodaron 16594 cabezas menos  grandiosas. El primero, en aquel año bisiesto, fue un ladrón llamado Nicolás Pelletier. Se dejó de usar en 1977, cuando el ajusticiado fue un inmigrante tunecino, Hamida Djandoubi, sentenciado por torturar y matar a su novia.

Derrota de Napoleón en Rusia.

Otra vez Francia se ve sacudida, corría el año 1812, cuando el ejército imperial de Napoleón Bonaparte perdió 600 mil hombres en una de las campañas más desastrosas de la historia militar mundial. El intento del emperador francés de conquistar Rusia fue detenido por un invierno atroz. Sólo 58 mil combatientes sobrevivieron. Esto marcó el fin del apogeo francés sobre Europa. Y poco tiempo después, Napoleón estaba rumbo al exilio en la isla de Santa Helena.

 

Hundimiento del Titanic

En 1912 tuvo lugar el hundimiento más terrible entre los transatlánticos, el Titanic, un buque de la compañía, White Star Line, de Liverpool. Después de chocar contra un iceberg en su viaje inaugural desde Southampton (Inglaterra) hasta Nueva York, entre el 14 de abril y la madrugada del 15 se fue a pique. De las 2223 personas que llevaba a bordo, murieron 1514. A partir de este episodio, las normas de seguridad en los barcos de pasajeros fueron cambiadas en forma radical. No todo es malo, y nos hace recordar que no somos dioses.

Secuestro del niño Charles

En 1932 ocurrió uno de los secuestros y asesinatos más crueles de los que se tenga memoria. El 1° de marzo de ese año, Charles Augustus, el pequeño de 20 meses de vida, hijo del aviador norteamericano Charles Lindbergh -primer piloto en cruzar el océano Atlántico sin escalas- fue arrancado de su cuna y muerto a golpes. El cuerpo del bebé fue hallado dos meses después muy cerca de su casa. La autopsia determinó que murió por varias fracturas de cráneo. La investigación duró dos años y Bruno Richard Hauptmann fue hallado culpable y sentenciado a muerte. Lo ejecutaron en la silla eléctrica el 3 de abril de 1936… otro año bisiesto. Sucedió en USA, en España seguiría vivito y coleando.

Guerra Civil Española

Ese mismo año (1936) se desató “La Guerra Civil Española” enfrentó, al gobierno del pucherazo, de la Segunda República, con los sublevados al mando del general Francisco Franco.

Auschwitz

En 1940, en Oswiecim, a 43 kilómetros de Cracovia, Polonia, fue construido uno de los más oscuros sitios de la historia universal: el centro de exterminio de Auschwitz. Una serie de campos de concentración urdidos por la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Las tropas de Hitler enviaron un millón trescientas mil personas, murieron un millón cien mil. Hoy, se levanta uno de los más estremecedores recordatorios del horror.  Los hombres somos capaces de las mayores vilezas y también de las grandezas. Amamos y odiarnos con la misma intensidad.

El ámbito deportivo

 También se vio convulsionado por un crimen masivo que tuvo lugar en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, once atletas israelíes fueron secuestrados y asesinados por el grupo terrorista Septiembre Negro, brazo de la Organización para la Liberación Palestina (OLP) que contó con la asistencia de bandas neonazis alemanas.

 ¿Seguimos? Mejor dejarlo aquí. No soplan vientos para recrearnos ante el dolor. Decía el psoe en su eslogan: "La España que queremos" ¡¡Toma ya!! ¿Esta es la España anhelada? Apoyado el Ejecutivo por golpistas, blanqueada LA ETA, comunistas, separatistas, independentistas, anti...  El asunto es seguir en el poder a costa  de mentir. ¿Recuerdan cuantas veces dijo Sanchez que no pactaría con Bildu? 20 veces. Y pactó, considerando a Otegui miembro del gobierno. Con Podemos, nunca habría cuerdo, nos llevarían a la cartilla de racionamiento y a la Venezuela del hambre y supresión de libertades…  y ni yo ni el 95% de los españoles podríamos dormir... Vaya si duerme y disfruta en los brazos de Morfeo. Todo se ve diferente desde la poltrona, se olvida el paro, los ERE, los ERTES, la Sanidad, los muertos; vivimos bajo la mirada del nuevo moisés, a su bajada  en el monte Horeb.

¿Y Doña Meritxell? tiene exquisito trato a secesionistas y pro etarras,  permitió que cada ministro, tome posesión del cargo sin respeto a las fórmulas constitucionales. Por ella y por su jefe tenemos que aguantar las chulerías y desplantes de los camaradas Rufián,  Matute, que se permiten darnos lecciones de democracia y dignidad. ERC alojó en sus filas a "Terra Lliure”, Bildu no ha condenado  los 900 asesinados por LA ETA.

 La dignidad -hoy- cotiza a la baja entre la progresía mesiánica, que nos lleva más cerca que tarde al no  retorno. “Nosotros –dicen- vamos a Madrid a tumbar definitivamente el Régimen del 78.

EL  PAVO REAL

Uno día llego un lobo al bosque, y contó que al otro lado del bosquejo había un grupo de pájaros llamados faisanes, con dorados colores, conocidos por las majestuosidad de su plumaje. El lobo, chismorreaba al oído de los oyentes, alabanzas y exponiendo que  jamás había visto unas aves tan bellas. Los demás animales al escucharlo se pusieron a penar sobre el asunto,  estuvieron de acuerdo, pero no mostraron ningún interés por ir a verlo.

Sin embargo el pavo, oía  la conversación muy interesado, no podía creerlo. No podía haber nadie tan bonito como él. “El narcisismo” lo comía y seguro que el faisán debía tener varios defectos que los demás animales no habían visto. Nadie había osado mencionar que sus plumas dejaran de ser las más bellas……………………………..

Ojala el 2020 no siga cegando la mente de algunos, y les deje ver la realidad. Lo que oculta bajo la cola nefasta el pavo real. (Adaptada por I D, de Figueiredo)