Domingo, 29 de noviembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El Ayuntamiento crea nuevos tragantes en varios puntos para reducir el riesgo de las lluvias torrenciales

Entre los puntos donde se ha actuado están las calles Santa Elena y Libertad, donde el problema era crónico

La Delegación de Obras del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo está creando durante las últimas semanas nuevos tragantes de agua en varios puntos de la ciudad, con el objetivo de reducir los riesgos que se generan cuando llueve de forma torrencial, según explicó en la mañana del viernes el alcalde Marcos Iglesias durante una visita a estos tragantes, en la que estuvo acompañado del concejal de Obras, Ramón Sastre.

Las actuaciones se están focalizando en el área comprendida entre las calles Santa Elena, Libertad, Calderón de la Barca y José María del Hierro, donde son un “problema histórico” las inundaciones que se llegan a producir en viviendas cuando llueve con intensidad en un corto espacio de tiempo.

Según detalló Marcos Iglesias, el problema en las calles Santa Elena y José María del Hierro era de captación, ya que los tragantes eran pequeños por lo que podían recoger poca agua, mientras que en la calle Libertad el problema está en la propia capacidad de la tubería, que no admite tanta agua como las otras vías. Por ello, lo que se ha hecho en torno a esta calle Libertad es intentar reducir el agua que le llega, con un nuevo tragante en la calle Calderón de la Barca, cerca de su confluencia con José María del Hierro.

 

Junto a esos lugares, durante las últimas semanas también se han creado nuevos tragantes en la calle Campo de Toledo, en la calle Gibraltar, y en la Avenida de Portugal (en la zona del parking de autocaravanas). En total, se han hecho una docena de nuevos tragantes, indicando Marcos Iglesias que “lo que nos ha sorprendido es que esto no estuviera hecho de hace tiempo”, porque además el coste es bajo (apenas la mano de obra de su colocación), ya que la estructura de los tragantes las fabrica el herrero municipal.


De momento, en las jornadas de lluvia intensa que ha habido en las últimas semanas parece que los nuevos tragantes del entorno de Santa Elena y Libertad han cumplido su misión, según explicó Ramón Sastre, aunque habrá que esperar a cuando caiga el agua con más virulencia a ver si surgen o no problemas. De este modo, “es un poco incertidumbre si hemos dado con la clave o no”, pero, en todo caso, “esto es una mejora, no va a perjudicar”, en palabras de Marcos Iglesias.