Advertisement
Sábado, 23 de enero de 2021

Las librerías salmantinas sacan los libros a la calle para revindicarse como espacios culturales cercanos

Instalarán mesas a las entradas de sus establecimientos en una jornada en la que quieren “agradecer el apoyo que hemos recibido estos meses de nuestros clientes y  fomentar la imagen de las librerías como espacios cercanos” 

Los libros, protagonistas del Día de las Librerías

Este viernes, 13 de noviembre, se celebra el Día de las Librerías, jornada indudablemente marcado este año por las circunstancias sanitarias con la que las librerías quieren resaltar el importante papel que desempeñan tanto en el sector del libro como en la sociedad, con su arraigo en los barrios y la creación de comunidades lectoras.

Los libreros salmantinos se suman a este  Día de las Librerías sustituyendo la tradicional jornada de puertas abiertas por la instalación de mesas de exposición y venta ubicadas en la entrada de los establecimientos. Esta iniciativa es posible gracias a las gestiones realizadas por la Asociación de Comercio Asecov, quien agradece al Ayuntamiento de Salamanca las facilidades para lograr la autorización para la instalación de puntos de venta en el exterior y de elementos decorativos.

“Desde Asecov nos hemos querido unir a esta celebración impulsada por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Librerías (CEGAL), por una parte, para agradecer el apoyo que hemos recibido estos meses de nuestros clientes y también, fomentar la imagen de las librerías como espacios cercanos” , explica el vicepresidente de la asociación, José Luis Delgado.


Día de las Librerías

El Día de las Librerías comenzó a celebrarse en 2011 con la intención de convocar una jornada festiva y de puertas abiertas que sirviese para fomentar la imagen de las librerías como espacios cercanos y modernos, y que contribuyese a dinamizar la venta de libros en una fecha cercana al inicio de la campaña de Navidad.

Si bien ese sigue siendo el objetivo, después de una experiencia como la vivida durante el Estado de Alarma con el cierre forzoso, desde CEGAL destacan la lucha de las librerías por mantenerse vivas y activas, dinamizando el tejido social, económico y cultural de sus entornos, y el apoyo recibido no solo desde el sector, sino desde la sociedad que está cuidando de la llamada economía de confianza, además de defender el espacio y tiempo individuales para la lectura.