Viernes, 4 de diciembre de 2020

Aldeanueva de Figueroa, El Maíllo, Monleón, Morille y Sequeros  se beneficiarán del programa Rehabitare

Podrán recuperar inmuebles para habilitar unas viviendas que se destinarán al alquiler social

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Eloy Ruiz, segundo por la izquierda, ha presentado este jueves cinco convenios con los citados ayuntamientos

El programa Rehabitare 2020 de la Junta de Castilla y León servirá para recuperar inmuebles en los municipios salmantinos de Aldeanueva de Figueroa, El Maíllo, Monleón, Morille y Sequeros, unas viviendas que se destinarán al alquiler social.

Esta iniciativa autonómica consiste en la recuperación de inmuebles en desuso que sean de titularidad municipal con la finalidad prioritaria de "atender las necesidades de vivienda de colectivos de especial protección, particularmente de los jóvenes".

Para ello, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Eloy Ruiz, ha presentado este jueves cinco convenios con los ayuntamientos de Aldeanueva de Figueroa, El Maíllo, Monleón, Morille y Sequeros que permitirán recuperar otras tantas viviendas de propiedad municipal y destinarlas al alquiler social.

Así, la Junta contribuirá a "restaurar inmuebles valiosos patrimonialmente, revitalizar los espacios tradicionales del entramado urbano municipal y, sobre todo, atraer nuevos habitantes a los pueblos con la puesta a disposición de las viviendas rehabilitadas, en régimen de alquiler social, en favor de colectivos de especial protección", ha apuntado la Delegación Territorial tras la presentación de los acuerdos.

Además, ha explicado que Rehabitare también se configura como un instrumento de reactivación económica y de creación de empleo en medio rural, gracias a la implicación de las empresas locales en las obras de rehabilitación que se acometan a su amparo.

Sobre la mecánica de la actuación administrativa que se desarrolla en la ejecución de este programa, ha explicado que, tras la cesión por parte de cada ayuntamiento a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente del inmueble en desuso, la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo contrata las obras de rehabilitación necesarias para, una vez finalizadas, proceder a su devolución al Ayuntamiento que lo ofrecerá en régimen de alquiler social a familias u otros colectivos de especial protección.

Este programa se ejecuta en municipios de menos de 5.000 habitantes y el coste de rehabilitación de cada casa es de un máximo de 40.000 euros más IVA. A finales de 2020, la Junta de Castilla y León habrá rehabilitado gracias a este programa un total de 263 viviendas rurales en la Comunidad Autónoma con una inversión de más de 12,3 millones de euros.

Desde que se inició el programa Rehabitare, en la provincia de Salamanca se han recuperado 20 viviendas, en los municipios de Beleña, Matilla de los Caños, Muñoz, Barruecopardo, Campillo de Azaba, El Cabaco, Morasverdes, Peralejos de Abajo, Sequeros, Cabrillas, Cantalapiedra, San Miguel de Valero, Sieteiglesias, Sorihuela, Aldea del Obispo, Vecinos, Bogajo, Monleras, El Tornadizo y Águeda.