Advertisement
Miércoles, 20 de enero de 2021

Los abogados de familia son profesionales claves para minimizar el impacto de la pandemia

Los tribunales de lo familiar han tenido que parar o hacer más lentos sus procesos, con el fin de hacer más segura la atención en tiempos de la mayor crisis sanitaria de los últimos tiempos

Las familias han sido abatidas por la pandemia. Unas sufren por pérdidas físicas de algunos de sus miembros, o padecer por la crisis económica. En otras, el recrudecimiento de las relaciones familiares ha generado mayor número de separaciones o divorcios. En este último caso, contar con un abogado de familia puede ayudar a mediar conflictos en medio de la crisis sanitaria.

Importancia del derecho familiar durante la pandemia  

Derecho de Familia es, en términos sencillos, una rama legal que engloba todas las normas que permiten regular las relaciones de un núcleo familiar. Entonces, sus acciones se extienden a personas vinculadas en términos conyugales, parentesco consanguíneo, político e incluso relación de adopción. También interviene en relaciones fuera del vínculo matrimonial, como las parejas de hecho. 

Está enmarcado en el Código Civil, por cuanto incluirá la regulación de bienes patrimoniales de la familia, obligaciones y más. Todas sus normativas tienen como objetivo principal el bienestar de todos los miembros que componen la institución familiar, con especial atención en los más vulnerables.

La pandemia ha hecho mella en los procesos administrativos y judiciales del Estado; lo que ha ocasionado una lenta o nula resolución de conflictos familiares. Los tribunales de lo familiar han tenido que parar o hacer más lentos sus procesos, con el fin de hacer más segura la atención en tiempos de la mayor crisis sanitaria de los últimos tiempos.

Desde marzo, los procesos legales fueron interrumpidos, salvo aquellos que suponían un riesgo para vulnerables. En junio se reinició la actividad judicial, pero la aparición de nuevos casos obliga a un enlentecimiento de tales procesos. Contar con un mediador familiar en tiempo de crisis es beneficioso, y en esto, los abogados de familia son un importante recurso.


Asesoría con un experto abogado de familia

La función principal de un abogado experto en derecho familiar es brindar consultoría a la familia en procesos legales. Desde la empatía ejerce su participación en el conflicto como mediador. Además, se preocupa por crear una conexión con el cliente, con el fin de asegurar lo mejor para la familia en cualquier proceso legal que se requiera.

Hay quienes asocian abogado de familia solo con divorcios o trámites tutelares; pero las competencias de este profesional van mucho más allá. Por ejemplo, este abogado puede defender los intereses de su cliente en procesos relacionados con la repartición de una herencia, pues el patrimonio familiar es uno de los factores que atiende esta rama del derecho.

Los conflictos familiares han incrementado, por el estrés que ha generado la crisis sanitaria. Resolver, a tiempo, divorcios y la asignación de tutela de menores, especialmente cuando son vulnerables al daño, resulta necesario. También el procesamiento de las obligaciones de padres encargados de pensión alimentaria; y en todos estos casos, el abogado de familia será pieza clave.

El bienestar emocional, físico y mental de la familia se ha visto desafiado en los últimos tiempos. Los conflictos no se detienen, y resolverlos con prontitud puede minimizar el impacto que estos tengan en sus miembros. Por eso, la ayuda de un abogado experto y cualificado en asuntos familiares, puede resolver con eficacia estos menesteres, logrando un beneficio para todas las partes.